A estas alturas ya a nadie le extrañan las excentricidades del clan Kardashian. Su reality ha sacado a la luz todas las intimidades de la familia y, por qué no decirlo, todas sus miserias. Se han convertido en una empresa cuyo objetivo es ganar dinero a base de vender su vida y si la matriarca cumple 60 años, hay que aprovechar el momento.

Unos dos millones de dólares se estima que se ha gastado en la fiesta de su cumpleaños celebrada en los estudios The Lot de West Hollywood. Decidieron revivir los locos años 20 con una fiesta ambientada en la novela de F. Scott Fitzgerald, El Gran Gatsby. Sólo en la decoración se debió ir una gran parte del presupuesto, porque, la verdad, fue espectacular.

La protagonista de la noche, Kris Jenner, llegó en Rolls Royce con corona de brillantes y chal de piel. Sus hijas estuvieron arropándola en todo el momento aunque hay que destacar las grandes ausencias de su hijo Rob Kardashian y su ex marido, ahora Caitlyn Jenner.

La que sí que estuvo fue Kim, junto a su marido Kanye West que fue el encargado, a falta de Marilyn Monroe, de cantarle una particular versión del mítico Cumpleaños feliz. Ella lució un avanzado embarazo y un espectacular Marchesa.

Happy Birthday to me 🎂

Un vídeo publicado por @krisjenner el

Unos 250 invitados, entre ellos Will Smith y Jada Pinket, Melani Griffith y Stella del Carmen o Chrissy Teigen y John Legend, no quisieron perderse la fiesta. La pregunta es, ¿qué regalo se hace en una ocasión así para quedar a la altura?


LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

redes_sociales redes_sociales

Comentar