Antonio Fernández, director de Rude Magazine, se ha convertido en nuestro 'Terry Richardson español' al aceptar el reto de Cristina Boscá y Óscar Martínez y simular con ellos una sesión del fotógrafo de los famosos. Y sí, subió la temperatura.