• LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • LOS40 Classic
  • VÍDEOS
  • GIRAS
  • CINE / TV
  • BigBang
  • Life Style
  • INTERNET
  • JUEGOS
  • CÓMICS
  • LOS40 MUSIC AWARDS
  • © PRISA RADIO -
    GRAN VÍA, 32. 28013 MADRID [España]
  • MAPA WEB AVISO LEGAL POLÍTICA DE PRIVACIDAD POLÍTICA DE COOKIES

    Talento español en el porno gay

    Entrevistamos a Ángel Cruz y Allen King, dos estrellas del mundo del porno gay, que nos cuentan cómo es su trabajo y cómo se enamoraron

    Ángel Cruz y Allen King acuden a la entrevista sonrientes y dando muestras de una gran educación y afabilidad. Es probable que por las céntricas calles de Madrid alguno (o alguna) los hayan reconocido; para el resto, serán dos chicos más. Nadie imaginaría que se trata de dos estrellas del porno gay que, en pocos días, viajan a EEUU donde trabajan para una de las productoras más importantes del sector, CockyBoys, y donde ya han recibido varios premios por su trabajo. También en Europa han sido premiados. Son puro talento español en el porno gay.

    Allen es de Bilbao y cuenta que siempre quiso dedicarse a este trabajo. Ángel es colombiano, aunque afirma que se siente tan español como el que más, pues Valencia ha sido el lugar donde se ha criado. En su caso, lo de ser actor porno no fue tan vocacional: lo probó, estuvo un tiempo fuera y después lo retomó.

    Lo que les ha dado esta profesión a estos dos chicos son muchas experiencias y también la posibilidad de conocer a su media naranja. Allen y Ángel mantienen una relación de amistad desde hace varios años y, desde hace uno, son pareja estable. "Aunque somos muy diferentes en algunas cosas; en otras somos muy iguales. Discutimos como cualquier pareja, pero estamos muy bien".

    Como cualquier otra pareja. La normalidad es lo que transmiten en su manera de hablar y en su forma de enfrentarse al mundo. Tanto Ángel como Allen abordan su profesión con el orgullo de alguien que se siente feliz y puede compartir su vida con la persona que quiere: "Siempre he dicho que uno no tiene que estar avergonzado de lo que es ni de lo que quiere hacer. Si tú no estás haciendo nada malo a nadie ni nada ilegal, tú puedes estar orgulloso y puedes luchar por tus sueños o por tus ideales", opina Ángel.

    Bromean con el hecho de que, aunque no nos lo parezca, son muchas las mujeres heterosexuales que consumen porno gay. Estos dos chicos incluso tienen algún grupo de fans femenino. Con lo que no hacen ninguna broma y se ponen serios es con el sexo sin protección. Ángel y Allen hacen una defensa muy férrea de la importancia que tiene el que se practique sexo con preservativo y animan a las instituciones a que no descuiden sus políticas de control de enfermedades de transmisión sexual.

    Ángel y Allen resultan divertidos y cercanos cuando se les conoce en persona. Cuentan anécdotas, explican cómo funciona su trabajo, hablan de sus gustos musicales… Nosotros hemos querido saber un poco más sobre este mundillo en el que estos dos chicos son unas auténticas estrellas.

    ¿Qué os llevó un buen día a decidir dedicaros al mundo del porno?

    Allen: Desde los 15 añitos o así que empecé a ver porno, me llamaba mucho la atención. Me daban envidia, quería ser actor porno. Empecé a contactar con productoras, pero sin mucho éxito. Así que me vine a vivir a Madrid, empecé a trabajar en un bar de Chueca y justo fueron a grabar ahí una película de porno gay. Ahí me dieron la oportunidad y, desde que salió mi escena, me empezaron a llamar de un montón de productoras y, súper guay.

    Ángel: En mi adolescencia me fui a vivir a Alemania, para aprender idiomas y allí conocí un chico con el que empecé una relación de amistad especial. Un día me contó que él era productor porno y yo empecé a currar con él, pero detrás de cámara: editar, hacer selecciones de chicos… Me empezó a gustar este mundillo, pero me daba un poco de vergüenza lo de ser actor porno por el qué dirán (mi familia, amigos…). Pero me vi mal económicamente, y me lancé. Me propusieron una película donde tenía mucho que interpretar (llorar, pasarlo mal…) y me encantó. Era súper currada. La película esa triunfó mogollón y me empezaron a llamar de otros sitios.

    ¿Cómo lleváis los celos? ¿Cómo se lleva ver a tu novio practicando sexo con otro chico?

    Ángel: Es mucho más fácil cuando tu pareja se dedica a lo mismo que tú porque, de alguna manera, ni le puedes exigir ni le puedes echar nada en cara. Tanto para un actor porno o como para un actor normal, debe haber unas ciertas reglas y una cierta confianza. Nosotros ante las cámaras tenemos una relación abierta para lo que es trabajo; fuera de ellas, en nuestra vida sentimental somos una pareja muy cerrada. Lo importante es la confianza y que los dos estemos encaminados hacia lo mismo y pensemos igual en cuanto a este tema.

    Allen: Tenemos unas reglas; mientras dura el rodaje de la escena, hacemos lo que sea para que todo salga bien. Pero cuando acaba, no tenemos tanto trato con el resto de los chicos. Pero en lo profesional, incluso nos promocionamos las escenas que rodamos con otros chicos. Lo bueno es que es difícil enamorarse de un actor con el que grabes. Aquí grabas con un chico uno o dos días y no lo vuelves a ver en meses.

    ¿Tuvisteis siempre clara vuestra orientación sexual?

    Allen: Sí, con 17 años yo salí del armario y con mi familia, súper bien. Creo que, de alguna manera, se lo esperaban: desde pequeño tenía amigas, no jugaba al fútbol…

    Ángel: yo creo que nunca tuve que salir. Ya desde pequeño le decía a mi madre que sentía atracción por los chicos. Tengo la suerte de tener una madre súper liberal, más que mi madre es mi mejor amiga. A mi padre le costó más, es más conservador. Creo que no se lo ha tomado tan mal del todo. Hoy en día, con mi familia, súper bien. Siempre me han apoyado.

    ¿Os habéis sentido prejuzgados por vuestro trabajo? ¿Habéis evitado decir a qué os dedicáis en alguna ocasión para que no os miren mal?

    Ángel: Hay mucha gente que se piensa que le estás vacilando cuando se lo dices. También es verdad que a mí, muchas veces, no me interesa hablar de mi vida. Depende de quién me lo pregunte, cuando no me interesa dar muchas explicaciones igual digo que soy dependiente…

    Allen: Yo muchas veces digo otro trabajo, por la misma razón.

    ¿Cómo funciona vuestro trabajo? ¿Cada cuánto grabáis?

    Allen: Descansamos bastante. Ahora nos vamos mes y medio a EEUU y luego estaremos como otro mes y pico que no haremos nada. Solemos trabajar una semana o dos al mes; luego estás más tranquilo.

    Ángel: Es que depende. Nosotros ahora mismo tenemos una exclusividad, así que solo podemos grabar con nuestra productora. Los actores que no son exclusivos, casi pueden grabar día a día; dependería de lo que tú te movieras y de los contratos que te salgan.

    Entiendo que la exclusividad con una productora fuerte te da una tranquilidad laboral y económica…

    Ángel: Sí, te da tranquilidad y te da un nombre. Aunque todo esto depende de para quién trabajes, también. Cada productora es un mundo, paga de una manera… Nosotros, la verdad es que estamos bastante contentos con nuestra productora [Cocky boys].

    Allen: Claro, yo tengo un salario fijo al mes y te lo pagan grabes o no grabes. Al mismo tiempo, esto te obliga a que rechaces trabajos. A mí me han ofrecido muchos trabajos que estaba esperando y me han llegado justo ahora con la exclusividad…

    Good morning with love ❤️🌹👬👼🏻😈

    Una foto publicada por ANGEL CRUZ (@angelcruz_x) el

    ¿Hay mucha diferencia en funcionamiento, cachés… entre el mundo del porno hetero y el porno gay?

    Allen: Sí, muchos actores porno que son heteros dicen que trabajan en el gay porque ganan más dinero.

    Ángel: En el porno hetero, las chicas ganan mucho más que los chicos. En España, incluso las chicas cobran poco. Aunque en uno como en otro, depende mucho de para qué productora trabajes, con qué actor vas a trabajar…

    Si pudierais, ¿qué os gustaría retocar, cambiar, solucionar… del actual funcionamiento de la industria del porno gay?

    Allen: Nosotros promovemos mucho el uso del condón porque hay productoras que hacen mucho el bareback (sexo sin condón), que no piden análisis y así pueden contraerse enfermedades que no veas…

    Ángel: cambiaríamos esto del bareback y, si lo hacen, que eso esté más cuidado. Hoy en día, a los actores que están los engañan, les ponen a hacer sexo sin condón, por poco dinero… Nosotros promovemos mucho las escenas de sexo con condón porque los adolescentes son los principales consumidores del porno y no se puede transmitir que lo normal es el sexo sin precaución.

    Si alguien que lee esta entrevista piensa en seguir vuestro camino, el de ser actor porno, ¿qué consejo le daríais?

    Allen: La gente se cree que es muy fácil lo del porno… y para nada. Yo estoy súper contento. Muy seguro de ti mismo y que te dé igual si te critican o te juzgan. Tienes que tener aguante y pocos nervios: por mucho que te den Viagra, el poder está en la mente. Y quien piense en meterse en esto por dinero, decirles que muy pocos actores porno ganan mucho dinero. Muy pocos.

    Ángel: Hay que valer. No solo tienes que ser guapo o estar muy fibrado. Tienes que saber actuar, transmitir lo que el director quiere, tener la suerte de que la gente compre tu carisma, que quiera seguir sabiendo de ti… Mi consejo es que si tú crees que vales, pruébalo, pero no vayas a lo loco con cualquier productora, que lo hagas con preservativo y que hagas dieta, gimnasio, y mucha seguridad.

    ¿Vais mucho al gimnasio? ¿Cuál es vuestra rutina?

    Allen: Pues cuando viajamos, no demasiado. Cuando estamos en casa, sí: vamos al gimnasio durante toda la semana, comemos bien…

    Ángel: Intentamos mantener una mínima rutina, al menos cuando estamos en casa. El comer bien es fundamental. Y también tenemos una buena genética, eso nos ayuda. Pero cuando trabajas de tu cuerpo y de tu imagen, tienes que darle prioridad porque es lo que te da dinero: yo soy de mis cremitas, de mis rayos uva, de mi corte de pelo cada semana…

    ¿Hasta qué edad se puede ser actor porno?

    Ángel: Eso es como si le preguntases a alguien "¿hasta qué edad te gusta a ti un tío?". Para gustos, los colores. La gente cree que la carrera del porno es corta, pero realmente es como tú la sepas llevar.

    Allen: Hay actores que han empezado con 50 años y están en la cima. Hay actores que llevan 15 años en el porno.

    Ángel: En esto hay que hacer carrera. Nosotros comenzamos en el porno en España cobrando muy poco, hasta hace año y medio. Tú tienes que aprender de las compañías, de los actores… y poco a poco ir avanzando en tu carrera.

    En productoras internacionales, ¿hay muchos actores españoles? ¿España es una potencia en el porno gay?

    Ángel: Pues yo fui el primer chico que llegó a esa productora como español (español-colombiano). Yo estoy muy orgulloso de ello. A ellos les gustan los chicos exclusivos, que no hayan hecho muchas películas, que los puedan descubrir. En esta productora, ahora mismo, solo estamos nosotros dos actores de España. Yo le doy el consejo a otros actores españoles (que los hay muy buenos y muy guapos) que viajen a EEUU que allí está el futuro y está mucho mejor pagado que en Europa.

    De Museo con la Musa de Musas.

    Una foto publicada por ANGEL CRUZ (@angelcruz_x) el

    Sé que tenéis en mente proyectos, ligados con el mundo del porno, pero que van más allá…

    Ángel: Sí, queremos sacar nuestra línea de algunos productos (ropa interior, por ejemplo), montar nuestra propia página web… También hacemos shows en vivo. Se hacen en discotecas, clubes privados… Suelen ser fiestas gays donde puede haber 700… o 3000 personas. Hemos estado por Colombia, México, ahora vamos a EEUU… En Latinoamérica se vive esto muy fuerte. Nosotros queremos mucho a nuestros fans latinos porque todo este tema de la homosexualidad es como más tabú allí, se vive más escondido…

    ¿En España se hacen ese tipo de fiestas?

    Allen: Sí, en España hemos trabajado con esto, pero menos. Porque aquí en España el porno se paga muy poquito.

    Ángel: Nosotros tenemos un caché que, muchas discotecas en España, no se pueden permitir pagar. Pero es verdad que cuando hacemos un show petamos la discoteca. Hay países donde la discoteca se ha llenado más de chicas que de chicos…

    Si os ofrecieran salir en una película normal o en una serie de televisión, ¿os haría ilusión?

    Allen: Nos encantaría.

    Ángel: A mí el mundo del arte me atrae. El teatro, el escribir… Poder utilizar nuestro talento en algo artístico fuera del porno. Ahora, salir en un reality y hacerte famoso por un cotilleo o una tontería, no. Quiero que se me reconozca por mi arte. Últimamente, en España cualquiera es famoso por ser guapo, ir al gym o se la más facilona de la discoteca…

    ¿Qué hacéis en vuestro tiempo libre?

    Allen: vamos al cine, vamos al gimnasio… Nos encanta American Horror Story. Tenemos, además, mucha vida social. Cada día quedamos con alguien.

    Ángel: me ha sorprendido Lady Gaga como actriz. Soy muy fan de ella; no porque me vuelva loco con su música, pero sí soy fan de la artista que es completa: que compone, baila, canta, actúa… A Lady Gaga la admiro bastante. Empleo tiempo también en leer, en planear mis viajes…

    ¿Qué música escucháis vosotros?

    Ángel: Nos encanta la música pop de divas [ríe]. Nuestra favorita es Ariana Grande. Hablando de estilos, soy un romántico: me gustan las baladas. Él es más popero, más comercial. El rock en español, latino… también me encanta.

    Allen: Hemos ido a su concierto y canta incluso mejor. Es preciosa, una pasada. A mí para salir de fiesta me encanta el house, pero para estar en casa prefiero el pop.

    TE RECOMIENDO


    LOS40

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?