El Festival de Cannes arrancaba el miércoles pasado su 69 edición y volvía a confirmar porque es el evento planetario cinematográfico más importante del cine. Y de la moda. Las actrices y actores que pisan La Croisette se enfundan en sus mejores galas y es la oportunidad única de ver los vestidos más arriesgados sobre la alfombra roja. 

Además, las fiestas paralelas se suceden y son decenas las marcas que aprovechan para publicitar sus lanzamientos contando con nombres que en otras ocasiones jamás se hubieran podido juntar. Es el caso de la cena organizada por Vanity Fair y Chanel o la ya mítica fiesta de Magnum que da el pistoletazo de salida al verano con Kendall Jenner como embajadora. LÓreal tampoco se quiso quedar atrás y se llevó a todas las supermodelos a dar un paseo por allí. 

Es estreno más impresionante hasta el momento ha sido el de Money Monster, la nueva película de Jodie Foster. Hasta allí se desplazaron los protagonistas, Julia Roberts y George Clooney, pero también amigos y amigas de la directora que decidieron apoyar esta nueva película. Lily-Rose Depp ha puesto la nota más 'cool' y no se ha separado de la cantante Soko, ambas se estrenan en el cine con La Bailarina, película que narra la vida de Isadora Duncan. Pedro Almodóvar y todos los protagonistas de Julieta no tuvieron problema a la hora de posar ante los cientos de medios internacionales que se dieron cita allí. 


Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

EMISORAS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad