El smartphone ha muerto

Larga vida a los teléfonos tontos. O al menos para quienes saben de moda

El smartphone ha muerto

Terminales antiguos de teléfonos móviles / Getty

Se acabó el estar permanentemente chequeando el teléfono a la caza y captura de alguna nueva notificación. Nada de hacer fotos, nada de mirar Twitter ni mucho menos de consultar Facebook. Los smartphone viven horas bajas entre los fashionistas, quienes en un arranque de nostalgia se han decantado por recuperar sus viejos modelos de concha con funciones tan limitadas como llamar o mandar SMS.

Fue Anna Wintour la primera en lucir su 'móvil tonto' mientras le hacían fotografías por la calle. Después fue Scarlett Johansson la que no tuvo reparos en que la vieran luciendo un aparato barato y funcional. Ya no hay lugar para la hiperconectividad y lo que se lleva es vivir la realidad, no contarla en las redes sociales sin pararse a disfrutar.

Son las estrellas de Hollywood, las modelos y aquellos más proclives a estar permanentemente bajo la amenaza de un nuevo pitido de notificaicón los que están dejando sus teléfonos inteligentes en casa y optando por la versión básica. Son ellos los que provocan que resulte tan curioso ver modelos de antaño en las manos de quienes no tendrían problemas en desembolsar lo que cuestan los modelos más caros.

Las compañías fabricantes de teléfonos ya han encontrado un nuevo nicho de mercado en quienes pasan de estar todo el día disponible a través de múltiples canales. Orange acaba de lanzar un terminal perfecto para quienes practican deporte o van a la playa pero no quieren estropear sus carísimos terminales. Llamadas, mensajes, punto. ¿Se precio? 29 euros.

Habrá que esperar para ver si esta nueva corriente a favor de la simplicidad se asienta o simplemente se queda en una excentricidad de los famosos. Lo cierto es que un poco de detox de redes sociales no vendría mal a nadie en estos días. ¿Te apuntas a probar?

TE RECOMIENDO


LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?