Los secuestradores le cortaron un dedo y se lo enviaron a su familia

Su amigo no tuvo tanta suerte, fue asesiando por no pagar

Los secuestradores le cortaron un dedo y se lo enviaron a su familia

La historia de Carlos es escalofriante, unos narcotraficantes le secuestraron a él y a su amigo en México. Su testimonio, propio de un guión de película de terror, es el claro ejemplo de lo que ocurre diariamente en este país.

Los secuestradores le mantuvieron encerrado durante un tiempo y no dudaron en cortarle un dedo para presionar a su familia. Su mejor amigo no tuvo tanta suerte, fue asesiado porque sus familiares no tenían dinero.

Ahora Carlos viven en la Arizona huyendo del miedo que tiene en vilo a los mexicanos.

¡Vuelve a escuchar el momentazo de la noche de No Te Cortes!

TE RECOMIENDO


LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?