Pelayo Díaz: “El mundo está para conquistarlo”

Y él lo está consiguiendo. Hablamos con el estilista de moda de su primer libro

Pelayo Díaz: “El mundo está para conquistarlo”

Pelayo Díaz, un príncipe que cuenta su historia.

Lleva años siendo un referente en el mundo 2.0 gracias a las redes sociales y su blog personal (katelovesme), pero desde que Pelayo Díaz se convirtió en uno de los estilistas de Cámbiame su popularidad se ha disparado y ha perdido todo resquicio de anonimato. Se ha convertido en un personaje público y referente para muchos.

Hay quienes piensan que es sobrado y prepotente pero la verdad es que esa actitud no es más que un escudo. En las distancias cortas Pelayo es cercano, divertido, muy expresivo y derrocha humildad aunque no esconde su ambición. Eso sí, hay un tema tabú, en de sus relaciones sentimentales, está en su derecho.

Desde que era pequeño se propuso grandes cosas y las ha ido logrando. Estudió en St Martins College, un templo de la moda en Londres, se convirtió en el príncipe de las redes sociales, triunfa en la televisión y ha trabajado junto a los diseñadores más importantes. Por si fuera poco, ahora publica Indomable, un libro muy visual que nos permite conocerle mejor.

Libro en mano, ¿te ha costado?

No voy a decir que ha sido fácil porque ha sido un desnudo integral en toda regla y ha sido hablar de mi intimidad, de mis problemas, de mis momentos felices... es contar lo que he vivido, que para nadie es fácil porque todos tenemos momentos buenos y malos en la vida, pero sí que ha sido una super experiencia y lo he pasado super bien. Ha sido una montaña rusa.

De todas formas, esto es un poco como Instagram, que manejas muy bien la información que quieres dar, ¿no?

Me encanta que hagas esta apreciación porque todo el mundo me dice ‘pero bueno, estás hablando de mucho, estás enseñando…’, pero está super controlado. Malo sería escribir un libro sin saber hasta dónde quieres llegar. Es como las redes sociales, sabemos perfectamente dónde se corta la foto, quién sale, quién no, raramente se nos escapa algo aunque en el libro algo se me ha escapado. Me gusta dejar un margen a la incertidumbre.

En Instagram, en general, hay mucha mentira, mucho postureo… pero el libro no es de ficción, ¿verdad?

Me encanta que seas escéptica en cuanto a redes sociales, me parece fenomenal, yo respeto todas las opiniones pero para mí es una herramienta de trabajo y me la tomo muy en serio y no dejo que nadie atente contra ella. Las redes sociales son super importantes y la gente que no lo entienda es super antigua.

No era un ataque pero, ¿entonces no crees que en las redes sociales hay postureo?

Claro que lo hay pero mis redes sociales no son postureo, son una pura herramienta de trabajo.

En tu Instagram vemos una vida de esas que todo el mundo querría vivir, fiestas, lujos, disfrute continuo de la vida, amigos vip…

No voy a poner fotos de gente pidiendo limosna en la calle, es lo que a mí me gusta ver. Es mi vida a través de mis ojos, lo que me gusta ver, lo que me gusta vivir. No me hago una foto cuando estoy deprimido, con mi manta…

Cheers to another beautiful day in #Ibiza! 🍷☀️🍹 Por otro día maravilloso en la isla!

Una foto publicada por Pelayo Díaz (@princepelayo) el

Mi pregunta iba más en el sentido de que viendo esa felicidad que refleja tu Instagram, ¿no tienes la sensación de que lo tienes todo?

Estoy muy agradecido por la vida que llevo, por el trabajo que tengo. Te puedo asegurar que doy las gracias a quien sea que esté allí, que me esté escuchando, porque me siento afortunado. Esa es la mayor felicidad, sentirte afortunado por los amigos que tienes, por el trabajo que tienes, la familia que tienes y la vida que llevas… obviamente uno siempre aspira a más, o mejorar o a cambiar algo, pero si me quedo como estoy para el resto de mi vida…feliz.

En un momento del libro dices que tu objetivo era la felicidad, ahora que ya está cumplido, ¿qué?

A seguir siéndolo. También te digo, soy una persona muy ambiciosa, que no creo que sea malo, lo que pasa es que en España tenemos el concepto de que la ambición es mala pero me gustaría que la gente entendiera que lo que es malo es la codicia, la avaricia, no la ambición. Yo soy una persona super ambiciosa, siempre quiero mejorar algo, llegar a más, conseguir algo más, siempre se puede ser un poco más feliz.

Pero entonces, ¿ahora cuál es tu objetivo?

Quitarme cosas que me preocupan o conseguir sueños que uno tiene de pequeño. Cuando cerrabas los ojos y pensabas en tu boda, o la casa que ibas a tener, o soñabas con el momento en el que te comprarías tu primer coche o cuando te llevaras a todos tus amigos de vacaciones. Desde hace muchísimos años sueño con un día coger a mis amigos y decirles ‘tal semana nos vamos de vacaciones, tenemos los billetes, el hotel, no tenéis que pagar nada, nos vamos de viaje porque somos amigos’.

¿Lo has hecho ya?

Con mi familia. Mi madre tenía muchas ganas de ir al Caribe desde hace tiempo y hubo un mes de marzo que mi hermana y yo dijimos, ‘nos los llevamos’. Nos llevamos a mis padres y a mi tía al Caribe y fue muy guay.

Volviendo al libro. Lo bonito es que cuentas tu vida no sólo a través de tus vivencias sino de las personas que han sido y son importantes para ti, has tenido suerte en ese sentido, ¿no?

Me he dejado gente fuera por respetar su intimidad y porque hay historias que me guardo para mí pero sí es verdad que los amigos nos definen un montón y yo quería que la gente conociera a mis amigos porque aparte de que estoy orgullosísimo de ellos y me parece que todos son un mundo diferente, creo que es importante conocer a las personas a través de sus amigos. Me siento muy afortunado.

¿Por qué no hablas de ninguna relación sentimental?

¿Debería? No es una biografía, es un libro en el que yo cuento lo que quiero. Es un libro en el que hablo de mí pero en el que no tengo por qué contar lo que la gente espera que cuente. Es muy importante que nos guardemos cosas, no hay que contarlo todo, hay cosas que tienes que quedarte para ti mismo. Nunca he hablado de mi vida privada y nunca lo voy a hacer, es algo que protejo bajo llave porque creo que es lo único que nos queda.

El libro está lleno de fotos, es muy visual. La imagen siempre ha sido muy importante para ti, ¿Cuál es tu mejor foto?

A mí me encantan las fotos de carnet.

Esas que no le gustan a nadie.

Pues a mí me encantan porque creo que capturan muy bien el momento. Ahora puedes elegir y es un rollo pero las de antes que eran cuatro y las cuatro las podías cambiar. Me encantaban porque capturaban muy bien ese momento de tu vida, el peinado, seguramente ves esas fotos y te acuerdas de a dónde ibas, con quién estabas… es guay.

Vamos, que eres muy de fotomatón.

Sí, había un propósito. Era para un pasaporte porque ibas a un viaje o empezabas en tal escuela… me gusta recordar todo lo que había detrás de ese tipo de fotos.

¿Hay trucos para hacer buenas selfies?

Sí, no tiene nada que ver con la percha. 80% es iluminación, 10% es que conozcas cuál es tu mejor lado y el otro 10% es una sonrisa. Así que, el secreto del selfie es la luz.

Hablas de las fiestas en Londres, ¿qué era lo mejor?

El que no hubiera etiquetas, que no hubiera casillas, el que no hubiera una norma. Lo mejor era que tenías que ser libre.

Eres un chico de contrastes, es evidente, pero aun así choca que en un templo de modernidad como es St Martins College tú vas y te gradúas con Lola Flores.

Al final si intentas encontrar similitudes es que St Martins también es un clásico, una institución y Lola Flores era una institución. St Martins, a la gente que ama la moda, le emociona, y Lola Flores, a todo el mundo, le guste o no la música, le emociona también. Lo cuento en el libro, que uno se cree tan moderno y luego acaba eligiendo a Lola Flores para su desfile. Iba muy bien con mi colección que era muy nostálgica. Cuando la estaba haciendo iba a dejar Londres e iba a haber una ruptura. Pena, penita, pena le iba como anillo al dedo.

Tuvo que ser emocionante escucharla en Londres.

Yo soy español y orgulloso y me emocioné. Rocío Jurado también me flipa y tenía Pena, penita, pena o Como una ola. Fue un momentazo.

Tu amiga Melania dice que eres generoso, impulsivo y visionario pero si tuviera que decir algo negativo de ti (porque supongo que eres humano y algo malo tendrás) ¿qué sería?

Soy testarudo.

Como algo malo…

El otro día Steisy, de Supervivientes, decía ‘yo no cambio de opinión, a mí la gente me convence’. Tiene mucho sentido común porque quiere decir que es cabezona pero si alguien la hace ver que la realidad es de otra manera, cambia. Yo soy testarudo pero si de repente algo hace click, digo ‘es verdad, tenías razón’, no me cuesta reconocerlo.

El libro llega hasta el inicio de Cámbiame, ¿te ha cambiado mucho el programa?

Me ha cambiado totalmente, me ha hecho ver las cosas desde otro ángulo y valorar más si cabe la vida que llevo, lo afortunado que soy en el trabajo y darle importancia relativa a unas cosas e importancia real a otras.

Ahora estás viviendo más tu etapa de estilista, ¿a qué artista cambiarías?

No cambiaría a nadie que no me lo pidiera, es una norma propia, yo disfruto muchísimo viendo que la gente elige lo que ponerse. Lo más democrático del mundo es la ropa, nos ponemos lo que nos da la gana y nadie debería quitarnos ese derecho. Yo nunca le voy a decir a nadie, ven que te voy a cambiar.

Tu primer fitting fue con Victoria Beckham, ¿realmente es tan encantadora como cuentas?

He sido siempre muy fan de las Spice Girls y me encantaba Victoria y cuando la vi delante de mí y la vi… no normal, porque te das cuenta de que es una persona extraordinaria, ves que es diferente, que tiene una vida increíble…, pero disfruta de todo, eso es muy importante. Estaba como una niña con zapatos nuevos, en ese caso con vestido nuevo, estaba encantada, estaba saltando por la habitación…

¿Era como esperabas?

Era mucho mejor, me sorprendió para bien. Era una niña pequeña disfrutando, sonriente, haciendo bromas, nada cohibida.

#VBHongKong is open for business!! I love u fashion bunnies x vb thank u @wingshya ! X

Una foto publicada por Victoria Beckham (@victoriabeckham) el

¿Te gusta como diseñadora?

Creo que lo está haciendo muy bien, crea ropa que hace sentir bien a las mujeres, las hace estar guapas y es muy consciente del año en el que vivimos, en cuanto a moda, me refiero y no es una mujer antigua en cuanto a sus diseños.

Son muchas las artistas que diseñan o por lo menos, que firman colecciones. Rihanna está arrasando con Puma, Manolo Blahnik… ¿te gusta su estilo?

Me parece guay. De siempre se ha asociado a un famoso con un producto para vender o para hacer negocio. La diferencia con Victoria es que ella ahora se dedica a eso y es su pasión y estas cosas son como algo promocional y oportunista que está genial pero son dos cosas diferentes. Hay que diferenciar la pasión del negocio puro y duro.

Rihanna llevó un vestido tuyo en uno de sus vídeos, ¿cómo te sentiste al verlo?

La historia la cuento en el libro con detalle, fue todo un accidente. Al final Rihanna se puso un vestido que yo le hice porque perdí un anillo en Nueva York. El que quiera saber el proceso que lea el libro.

¿Rihanna entraría en la playlist de una de tus sesiones como DJ?

Sí, siempre está, hay un montón de canciones que me encantan de ella y siempre triunfan cuando le das al play.

¿Qué otras canciones encontraríamos, a día de hoy, en una de tus sesiones?

Me gusta Disclosure, Kelis, me gustan muchos DJ, Alesso, Solomun… un montón de música super variada. También española, me encanta Amaral… hay un poco de todo.

A punto de cumplir los 30, ¿cuál es tu balance?

Han sido 30 años maravillosos, super diferentes y a veces inconexos. Llenos de sorpresas, gratificantes, sólo tengo buenas palabras. Estos 30 años han sido super dulces. Me da pena porque hay gente que no tiene la misma suerte ni las mismas oportunidades y es injusto pero si algo puedo decir a mi favor es que valoro mucho lo que tengo y me lo he currado muchísimo.

¿Cómo lo vas a celebrar?

Estoy preparando un fiestón en Ibiza. Lo único que les he pedido es que lleguen a la isla por su propio medio pero les he puesto fecha pero la casa, la fiesta, todo está organizado ya.

Mira quien ha vuelto! 💖👯💖 @hiba_abouk_

Una foto publicada por Pelayo Díaz (@princepelayo) el

Supongo que a tu fiesta no faltará gente como Hiba Abouk, ¿qué tiene para que se vea tanta complicidad entre vosotros? Vuestro beso en los premios 40 causó sensación.

Me llevo super bien con ella, también le gusta mucho la música, tenemos mucho en común, por supuesto que es una de mis invitadas. Toda la gente que sale en el libro viene a mi cumpleaños…va a ser una fiesta Indomable.

Desde muy pequeño has demostrado que una de tus pasiones es viajar, ¿qué rincón del mundo te ha cautivado?

Mi ciudad favorita es Londres, me cautivó en un fin de semana que fui con mi hermana y decidí irme a vivir allí. Me pasó un poco también con Barcelona.

Pero al final abandonaste ambas ciudades…

El mundo es tan grande que hay que vivir en un montón de sitios. Yo vivo ahora en Madrid pero si me sale un trabajo u otra cosa en otro país no me cuesta hacer las maletas e irme porque yo creo que el mundo está para conquistarlo, para ir poniendo banderitas en todos los sitios.

¿Cuál tienes pendiente?

Me gustaría conocer La India, me da pena que ahora Egipto sea un lugar conflictivo porque me gustaría conocerlo. Me gustaría ir a la Antártida, de pequeño soñaba con ir a la luna, sé que en el futuro va a ser posible. No hay que ponerse límites porque no los hay.

Con tantos proyectos como los que te tienen atrapado, ¿tendrás tiempo para vacaciones?

Sí, sí, sí… el año pasado no tuvimos vacaciones y este verano vamos a tener tres semanas que ya se están viendo interrumpidas por un trabajo pero es que soy adicto al trabajo. Se nota que soy de familia asturiana, minera, me encanta trabajar.

TE RECOMIENDO


LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?