La pequeña Matilda ha crecido y se confiesa ‘queer’

Tras los atentados de Orlando ha hablado de su orientación sexual

La pequeña Matilda ha crecido y se confiesa ‘queer’

Mara Wilson ha crecido y ya no es la pequeña Matilda.

El atentado de Orlando, que ha acabado con la vida de 49 personas en un club gay, ha removido a mucha gente y no sólo por el horror que supone. Ha habido múltiples gestos de solidaridad con la comunidad LGTBi que ha sufrido la intolerancia y extremismo de una forma de pensar que muchos desearíamos que quedara erradicada.

¿Recuerdas a la pequeña Matilda, esa niña inteligente que se revela con su familia porque no sabe cuidarla de manera responsable? Pues bien, la actriz que le dio vida en el cine, Mara Wilson, por aquel entonces tenía 9 años. Ahora tiene 29 y, como muchos, se ha quedado tocada con el atentado. Tanto que se ha animado a hablar de su vida privada, algo poco habitual en ella.

“Esta soy yo en un club gay cuando tenía 18 años. Me da vergüenza enseñar esta foto después de tanto tiempo. Pero tengo que decir que, considerándome en ese momento heterosexual, me sentí muy bien recibida en ese local. Jamás me lo había pasado tan bien como ese día en aquel sitio. La música era genial y la gente maravillosa”, escribía en twitter.

“Solo he vuelto una vez a uno de estos clubes desde que terminé la universidad, cuando fui a acompañar a un amigo que, por cierto, acabó conociendo a su pareja ahí. La verdad es que en ese momento sentía que no pertenecía a ese ambiente, pero por otro lado la comunidad LGTBQ siempre me ha hecho sentir como en casa, especialmente ahora que han pasado unos años y he aprendido algo sobre mí misma”, añadía.

Tras compartir este mensaje la gente empezó a preguntarle sobre su condición sexual y acabó confesando que “solía identificarme como heterosexual, pero en los últimos tiempos he empezado a verme a mí misma como bisexual/’queer’”.

Ante la revelación de que Wilson no se considera únicamente heterosexual, las preguntas empezaron a multiplicarse y ella, en un arrebato de sinceridad, no dudó en ir contestando. “Déjame que lo diga de esta manera: soy un 2 en la escala de Kinsey”, reveló, “sé que a mucha gente no le gusta la escala de Kinsey, y me parece bien, pero soy pragmática de corazón y me siento cómoda con los números”.

Para los que no la conozcan, ese 2 en la escala indica que es predominantemente heterosexual (51-74%) aunque con contactos homosexuales más que esporádicos (26/49%).

De todas formas, para los que hayan podido pensar que estas confesiones suponían una apertura de Wilson a su vida privada, que se olviden. “Os agradezco muchísimo el apoyo que me habéis mostrado pero también tengo que decir que voy a seguir siendo tan reservada sobre mis relaciones personales como lo he sido hasta ahora”. 

TE RECOMIENDO


LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?