Los hombres, alegrías y dramas de Gwen Stefani, a través de sus canciones

De vivir en un 'reino trágico' ha pasado a estar 'happy-happy'

Gwen Stefani

La vida amorosa de Gwen Stefani no se caracteriza por contar con muchas relaciones pero estas han resultado la mar de inspiradoras para el trabajo de la artista. Su último álbum, This Is What the Truth Feels Like (Así es cómo se siente la verdad), constituye una nueva entrega de esa especie de diario musical y sentimental que es su discografía. ¿Y qué cuenta? Que después de tocar fondo, Gwen ahora está feliz como una perdiz.

Así, mientras los primeros temas del disco recuerdan el fin de su matrimonio con el músico Gavin Rossdale (por ahí andan Used to love you y Baby don't lie, sobre la inseguridad en una relación, o Misery, sobre los momentos bajos), en la canción Truth lanza frases pletóricas como "Cada día creo en nosotros más y más" o "Gracias, me estás salvando, no puedo creerlo" dirigidas a su nuevo amor, el cantante Blake Shelton

Antes, en sus canciones pasadas, contó otras cosas, algunas con tintes de 'tragedia', como se ha encargado de señalar la web de Live Nation TV. ¿Quieres saber qué?

Don't speak (1995). Pertenece al célebre álbum Tragic Kingdom de su banda No Doubt. Prácticamente todo el álbum gira en torno a Tony Kanal, el bajista de la formación que había sido su novio durante años. La canción Don't speak hace alusión a ese amor que se quiebra pese a que ella soñaba que duraría para siempre. ("Lo único que quería era que Tony fuera el padre de mis hijos", declaró en una ocasión).

Sunday morning (1995). Es la más punzantes de las canciones del disco, con frases como "Me quieres mal" o "ahora tú eres el parásito". Fue inspirado por una discursión que Gwen mantuvo con Tony en casa de los padres del segundo.

Ex-girlfriend (2000). Esta canción cambia de protagonista. Ahora es Gavin Rossdale, con quien Gwen se casó en 2002. Pese a que en los primeros años de noviazgo ambos parecían ser la pareja perfecta (siempre guapos, modernos y sonrientes), en 2000 ya debían de haber tenido algún desencuentro a juzgar por esta canción, que vaticinó lo que luego pasaría. "De alguna manera siempre he sabido que teminaría siendo una de tus ex, y sabes que me pone mala estar en esa lista, pero debería haberlo pensado antes de besarte", canta la artista.

Simple Kind of Life (2000). En el centro, uno de los deseos más profundos de  Gwen: estar casada y bien casada. Es decir, "una vida sencilla con un hombre sencillo", indica. Incluso el tema plantea utilizar trampas para atrapar a la pareja yque haya "un error". "Siempre pensé en que sería madre, cuanto más espero, más egoista me vuelvo", desvela.

Underneath It All (2001). ¿Tal vez una descripción bastante ajustada de Rossdale? "Eres realmente amoroso (...) conoces algunos trucos realmente malos y necesitas algo de disciplina pero últimamente te has esforzado mucho dándome lo mejor de ti", cantaba Gwen, coincidiendo con la fecha de su compromiso.

Cool (2004) Una década después de su rutpura con Tony Kanal, Stefani firma la paz con el bajista mediante esta canción. "El tiempo todo lo cura", señala, además de añadir que "es bueno verte con alguien".

Early Winter (2006). Incluido en el segundo álbum en solitario de Gwen, The sweet escape, y poco después de que naciera su hijo, esta canción hizo levantar las sospechas sobre la buena salud de la pareja. "Mi corazón se rompe cuando hablamos, no puedo arreglar lo que rompes" o "por qué actúas de esa forma tan estúpida" son algunas de las frases que incluye.


LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?