El siglo XXI nos trajo en sus primeros años a Evanescence, una banda que mezclaba el rock y el metal gótico en una corriente musical que también nos dejó otras bandas como Within Temptation o Tokio Hotel. Evanescence estaba liderado por la cálida voz de Amy Lee que nos encandiló con aquell disco Fallen y su principal hit, Bring me to life. Al poco tiempo les perdimos la pista...

De eso hace ya casi dos décadas y como dice el refrán: "renovarse o morir". Y Amy Lee se lo ha tomado al pie de la letra porque su cambio ha sido radical. La llegada de su hijo de dos años, Jack, le ha hecho apostar por una nueva faceta en la música infantil. Su primer proyecto se llama Dream too much y su imagen poco o nada tiene que ver con la que 'gastaba' en Evanescence. Mira las imágenes y compártelas con tus amigos si tú también te has quedado a cuadros...


LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

redes_sociales redes_sociales redes_sociales
redes_sociales redes_sociales

Comentar