Skepta - Konnichiwa

1 de 12 La gran victoria del grime en los Mercury de este año, y en este caso hablamos de uno de los nombres más relucientes de este género y de la música negra británica en general. A sus 33 años Skepta reúne en su cuarto disco -Konnichiwa- a Pharrell Williams o Wiley, en lo que puede considerarse como una de las pocas grandes superproducciones del grime -recordemos, un género underground-. La recompensa ha sido visible: número 2 en ventas en Reino Unido; entrada en listas de Australia, Bélgica, Irlanda, Suecia o Estados Unidos; y un merecido Premio Mercury.

Kano - Made in The Manor

2 de 12 No lo vas a entender de primeras, pero el grime es en la actualidad el género musical underground que triunfa en Reino Unido. Nació a primeros de los 2000 como una versión más callejera, aunque estilizada, del hip hop y va de la mano con otros ritmos como el drum and bass o la electrónica. Y ojo, si Damon Albarn (Blur, Gorillaz) colabora con él es que el rapero Kano merece mucho la pena. Imaginamos que estará alegre por su colega Skepta.

David Bowie - Blackstar

3 de 12 Las casas de apuestas daban como favorito al que habría sido el primer premio póstumo en la historia de los Mercury. La gran obra final de Bowie, Blackstar, es una de las grandes obras maestras de la última década. Pero la carrera imparable de Skepta ha sido más importante para el jurado que esta despedida intencionada de una leyenda.

The 1975 - I Like It When You Sleep...

4 de 12 Fueron los ganadores absolutos según el voto del público, que también cuenta en el Mercury. Si la banda de moda en Reino Unido se hubiese llevado el gato al agua, habría sido el récord a título más largo de un disco ganador del Mercury: I like it when you sleep for you are so beautiful yet so unaware of it. The 1975 no innovan ni han hecho el disco que te cambiará la vida, pero su acercamiento a la década de los 80 a través del funk y el rock más sensual y despreocupado les ha convertido en estrellas. Y sí, aún siguen las comparaciones del cantante Matt Healy con Prince.

Michael Kiwanuka - Love and Hate

5 de 12 Comenzó como un brillante aunque desconocido telonero de Adele, y en su segundo disco -Love & Hate- Michael Kiwanuka se ha ganado un nombre propio por su respeto y clase a la hora de mantener de actualidad un género clásico como el soul. Lo hace cantando con el corazón en la mano en una colección de canciones que podrían ser eternas. Otro favorito que quedó en el camino.

Laura Mvula - The Dreaming Room

6 de 12 A sus 30 años, Laura Mvula es una de las mejores cosas que le han pasado al pop británico. La artista fue nominada y quedó entre los seis finalistas al Mercury por su segundo disco, The Dreaming Room, en el que estira ese pop para llevarlo a otros registros cercanos al soul, el jazz, el folk o las músicas de raíz. Se trata de un disco sofisticado pero nada complicado, lleno de distintos registros de una artista a la que ya deberían lloverle los reconocimientos.

Radiohead - A Moon Shaped Pool

7 de 12 A Radiohead ya no le vale ni ganar por insistencia. La de este año fue su quinta nominación sin que jamás hayan ganado unos premios que le han negado este mismo privilegio a otras bandas como Oasis, Blur o New Order. Y si no ganaron con OK Computer... ¿Alguien pensó que podrían con A Moon Shaped Pool?

Bat For Lashes - The Bride

8 de 12 Natasha Khan, la multiinstumentista, cantante y compositora detrás de Bat For Lashes, sigue la senda de Radiohead: Ha sido nominada tres veces al Mercury y en ninguna de ellas ha conseguido el premio. Su empeño artístico por inspirar y sorprender convierten su propuesta musical en algo muy diferenciable respecto al resto de los nominados a pesar de estar enmarcada en el pop. The Bride es un disco ideal para momentos de relax y concentración.

ANOHNI - Hopelesness

9 de 12 No llegó a estar ni siquiera entre los seis últimos finalistas. Una pena, porque habría sido el primer artista en la historia de los premios en ganar una vez como hombre (lo hizo como líder de Antony and The Johnsons en 2005) y otra como mujer, tras haber cambiado de sexo y mostrar su nueva identidad como ANOHNI. Hopelessness es un disco futurista, una obra de arte en la que importa mucho la elegancia y la sutileza de la electrónica más experimental. Sus letras además están llenas de críticas en contra de la política, los gobiernos y la sociedad actual.

The Comet Is Coming - Channel the Spirits

10 de 12 Si había un disco raro entre los nominados era este. Si hay un disco diferente, innovador, arriesgado e incluso complicado era este. Channel the Spirits es el debut de una banda londinense llamada The Comet Is Coming que, ATENCIÓN, unen electrónica, jazz y psicodelia con un hiperactivo resultado. Ellos mismos dicen que quieren ser la banda sonora de la “destrucción definitiva de la Tierra”, así que imagínate el resto.

Jamie Woon - Making Time

11 de 12 Jamie Woon lleva 10 años partiéndose el lomo para dar a conocer su adorable forma de hacer R&B y soul a través de la electrónica e incluso el trip-hop y el dubstep. Una originalidad que se plasma en su segundo disco, Making Time, que se muestra lleno de pequeñas sorpresas musicales ideales para una tarde de otoño. No ganó el Mercury, pero si te tienes que enamorar, que sea con este disco de fondo.

Savages - Adore Life

12 de 12 Hasta la fecha tienen dos discos y ambos han sido nominados a mejor disco británico del año. Aunque sigan sin ganar el Mercury, Savages es una de las bandas de rock más contundentes y revulsivas del momento y sí, está formada al 100% por mujeres. Cuatro huracanes que practican un guitarreo “sucio, feroz y duro” según ellas mismas. Si esto va de sorpresas, ellas deberían ganar el premio por ese Adore Life.

Konnichiwa de Skepta es desde la noche del jueves el mejor disco británico de 2015. Así fue como, un año más, el jurado del prestigioso Premio Mercury volvió a sorprender con un resultado inesperado aunque muy merecido.

Skepta recoge el Premio Mercury

El rapero es la estrella más conocida de un género, que a pesar de nacer dentro del mundo underground, gana cada día más seguidores: el grime. Esta mezcla entre Hip Hop y electrónica ha sido la base de la carrera de Skepta, que ya tiene cuatro discos publicados.

El artista se ha alzado con la victoria en un año que, a priori, parecía muy reñido con 12 nominados que caparan una gran variedad de géneros y cada uno de ellos sostienen una trayectoria muy distinta. Conóceles mejor con esta playlist de vídeos y descubre quiénes son en la fotogalería de arriba.

Los 12 artistas/grupos nominados al Mercury

El Mercury Prize lleva celebrándose desde 1992, y reúne a un jurado formado por músicos, periodistas, productores y miembros de la industria musical británica. La finalidad es encontrar el mejor disco británico de cada año siguiendo criterios de calidad en la producción, innovación en el sonido, acogida del público o una suma de todas estas opciones.

Un premio con mucha historia

Estos premios certificaron la grandeza de grupos y artistas como Primal Scream (ganadores en 1992 con su mítico Screamadelica); Portishead (en 1995 con el sorprendente Dummy); Pulp (con el disco que encierra el himno “Common People”, el Diferent Class de 1996); o PJ Harvey (única artista en ganar el premio en dos ocasiones, en 2001 y 2011). También los Mercury reconocieron en su momento la grandeza de Arctic Monkeys, alt-J o The XX, todos con su primer disco.


LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

EMISORAS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad