Si en 2009 alguien le hubiese dicho a Cate Blanchett que acabaría dando vida al mismísimo Bob Dylan posiblemente no le hubiese creído. ¿Y es que quién le iba a decir a la rubísima actriz que terminaría interpretando al famoso cantante? Eso sí, gracias, en parte, al gran equipo de caracterización que contaba la película.

Pero no es la única: Marion Cotillard, Jonathan Rhys Meyer u Oscar Jaeneda, entre otros, también se han puesto bajo la piel de grandes artistas musicales. Algunos de ellos están irreconocibles bajo capas de maquillaje, otros en cambio son fácilmente identificables. Y es que la magia del cine, en este caso la del maquillaje, puede transformar a cualquiera en el mejor artista de todos los tiempos.