Dragon Quest Builders, ¿y si Minecraft estuviera diseñado por Toriyama?

Un juego basado en una idea excelente con un envoltorio difícilmente mejorable.

Dragon Quest Builders, ¿y si Minecraft estuviera diseñado por Toriyama?

No le busquemos cinco pies al gato. Dragon Quest Builders es el primer juego japonés que se atreve a tomar prestada la idea de Mohjang para presentarla al pueblo nipón.

¿Qué mejor forma habría de presentar una idea occidental al pueblo japonés que pasarla por el filtro de Square-Enix y ponerle dibujitos del maestro Toriyama (creador de Dragon Ball y los diseños de toda la saga Dragon Quest)?

Así ha sido y, para no andarnos con demasiado rodeo, diremos que Dragon Quest Builders es una auténtica maravilla.

/

Para ir al grano os diré que tiene lo que Minecraft no tenía. ¡Ojo! Aquí nadie está diciendo que Minecraft no sea uno de los videojuegos mejor pensados de la historia, pero es verdad que muchos de los jugadores encontrábamos un sinfín de posibilidades pero echábamos en falta un 'porqué', una razón o un fin por el que jugar. Y eso es precisamente lo que Dragon Quest Builders suma a la ecuación.

Empezamos decidiendo: chico o chica, color de pelo, color de ojos y nombre, para empezar una aventura en la que somos algo así como un mesías elegido a dedo por una diosa como el único ser que tiene la capacidad de crear y, por lo tanto, la capacidad de devolver al mundo la luz que perdió hace tiempo cuando quedo sometido a los monstruos del temible Draconarius. Aunque sea una idea tan básica como esa, “devolver la luz al mundo”, es más que suficiente para motivar y querer seguir adelante, algo que, personalmente, no logré con Minecraft.

/

A partir de ese momento, empezará la instrucción inicial y funciona exactamente igual que en Minecraft (o casi). Para empezar, necesitamos un banco de piedra o tronco sobre el que trabajar. Dependiendo de la superficie que tengamos podremos crear un espectro de objetos más o menos amplio. Recogeremos tierra, madera, piedra, hojas… todo lo básico para empezar a crear un pequeño poblado en las tierras de Alefgrado. En él colocaremos el primer estandarte de luz, que delimita el área segura o conquistada y sobre la que crearemos nuestras pequeñas urbes que poco a poco deberán ir expandiéndose conforme recuperemos el terreno.

/

Por supuesto, por la noche llega el peligro y los monstruos salen a pasear. Esto no significa que no podamos vagar por las tierras en busca de materiales para seguir la construcción pero, desde luego, las cosas se ponen más difíciles. Además, recordemos que los materiales se rompen (porque lo que la porra o espada que tengamos no durará para siempre) y que el protagonista necesita comer para recuperar fuerzas y cuidar de su barra de vida.

La aventura está estructurada por capítulos. Cada episodio comenzará con un equipo concreto y unas recetas de creación diferentes, y puede que este sea el punto flaco de este DQ Builders. Tenía la sensación de que sería una aventura continua con forma de RPG en la que nuestros materiales, creaciones y progresos serían una constante, pero no; cada vez que empecemos un capítulo perderemos cualquier creación que hayamos guardado hasta ese momento. Parece que Square-Enix ha buscado el cierre de cada capítulo para que podamos rejugarlos e intentar completar ciertos desafíos con nota, pero sigo pensando que habría sido mejor decisión convertir la aventura en un juego de rol de progreso constante y acumulativo.

Por supuesto, tenemos un modo 'minecraft' (no se llama así, pero es eso), un terreno infinito en el que poner en práctica todo lo que hemos aprendido en el modo historia (o en la aventura, vaya, me entendéis) y dejar volar nuestra imaginación.

En cualquier caso, Dragon Quest Builders aporta a la idea de Minecraft ese puntito nipón que le faltaba para algunos. Todavía mejorable para mucho, seguro, pero un paso adelante muy interesante. La copia se entiende como homenaje, detrás de la obra de Square-Enix se ve admiración por el original de Mohjang y no ganas de ocultar los parecidos.

Minecraft era para aquellos que querían romperse el cráneo buscando materiales y aprendiendo el funcionamiento de las cosas, las posibles mezclas y creaciones… un juego que creó una comunidad enorme de la nada y que ha cambiado vidas y generado más dinero que ningún otro.

Dragon Quest Builders pretende presentar esa idea a una comunidad muy concreta, facilitar las cosas con recetas, permitiendo que se encuentren los ingredientes con facilidad y poner todo en orden con un hilo argumental ilustrado por el equipo de Toriyama.

Lo que decíamos, una idea excelente con un envoltorio difícilmente mejorable. Compra muy, muy recomendada. Excelente para PS4 pero un juego ideal para llevar en vuestra Vita en el bolsillo para esos viajes que se hacen eternos o para las noches de insomnio con el cerebro casi apagado.


LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

  • Anda Ya: El Podcast

    EL PODCAST (martes 21/09/21)

  • Lo Que Me Dé la Nota

    Artistas olvidados

  • Hoy en los40

    Bad Bunny cuenta con Mario Casas para anunciar su nueva gira. Te contamos todo lo que debes saber sobre el Benidorm Fest. Taylor Swift se lleva una decepción con uno de sus ídolos musicales. Sweet California celebra 9 años de carrera.

  • Ver más podcast

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad