¡Los payasos se nos han ido de las manos!

Hay que tener mucho cuidado con estos disfraces...

Hace pocos días que tuvo lugar uno de esos sucesos que te hacen suspirar mientras piensas realmente en qué clase de mundo vives. Un joven en Berlín acuchilló a un payaso que le propinó un susto disfrazado de payaso, algo que hace años podía tener cierta gracias pero que a día de hoy se ha convertido en una broma algo macabra y que tanto en Estados Unidos como en Europa ya ha pasado de castaño oscuro.

Los disfraces son una forma divertida de pasar la noche de Halloween, una fiesta sorpresa o una celebración de cumpleaños... pero si te vas a disfrazar de algo que parezca un payaso salido de la Naranja Mecánica, ten cuidado con las repercusiones. Si tras leer esto acabas de decidir que los disfraces son sólo para momentos puntuales y que el resto del año vas a ir vestido y calzado como la gente normal, nosotros te acercamos los mejores descuentos online en moda. Sin sustos ni maquillajes.

El final inesperado

Bueno, si decimos la verdad, un vídeo de payasos dando sustos a la gente por la calle podría tener su gracia (pero todo dentro de unos límites). El caso es que esta broma que empezó en Estados Unidos ya ha sobrepasado todos los límites. La mayoría de la gente cuando se cruza con estos graciosos de Youtube sale corriendo como haríamos casi todos, pero hay otros que no y aquí surge el problema y el final inesperado.

Muchos de estos payasos acompañan sus disfraces con una puesta en escena digna de Hollywood, acompañando el atrezzo con cadáveres, sangre, bates de béisbol…Y aunque lo más peligroso que llevamos muchos encima es ese pedazo de llavero del último viaje, hay gente que lleva pistolas, cuchillos y que no duda a la hora de utilizarlos para defenderse.

Todo por unas visitas

Youtube está lleno de vídeos de bromas de payasos, de vídeos que se pasan de la raya para conseguir unas visitas. Y aunque afortunadamente muchos son fake o preparados con tal fin, otros no. Habría que pensar un poco si merece la pena matar de un infarto al señor que espera al autobús con tal e conseguir unas visitas.

Las autoridades piden “normalidad”

Si ya te habías comprado el traje de payaso violento, si tienes el maquillaje, la peluca, los zapatones y la escopeta de plástico, tranquilo, podrás seguir disfrazándote, aunque con un extra de sentido común. La policía ya ha pedido a quienes hayan preparado este disfraz que actúen con normalidad y no den lugar a la equivocación. Si todos nos comportamos no debería pasar nada, pero conociéndonos, nos tememos que alguna broma acabará en susto.

 

TE RECOMIENDO


LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?