Cuatro secretos del ‘Romeo y Julieta’ de DiCaprio que pocos conocen

La película de Baz Luhrmann era muy distinta delante y detrás de las cámaras

Cuatro secretos del ‘Romeo y Julieta’ de DiCaprio que pocos conocen

Se cumplen 20 años del 'Romeo y Julieta' de Baz Luhrmann. O como mucha más gente la conoce, de la historia de Shakespeare protagonizada por Leonardo DiCaprio y Claire Danes.

Fue una de las películas que catapultó al director y que consagró al protagonista como el ídolo de masas de los 90. Leo se convirtió en el amor platónico de las adolescentes de la época y junto a la actriz de 'Homeland', formaron una de las parejas más deseadas del panorama audiovisual.

Y aunque Romeo y Julieta es un relato que todos conocemos, durante el rodaje del film hubo muchos entresijos desconocidos para el gran público:

El casting a Leo DiCaprio

“Cuando vi a Leonardo pensé, ‘Dios, así es como (Romeo) tiene que ser pero, ¿sabrá actuar?’”, confesó el director, “luego descubrí que era un gran joven actor”.

Y es que la audición del intérprete fue muy improvisada, “vino y trajo a todos esos amigos e hicimos un vídeo completo del show con otros actores. No diré con quién y nunca será visto, pero me di cuenta de que no podía hacerlo sin él”.

La otra actriz que iba a interpretar a Julieta

Así como Luhrmann tuvo claro desde el principio que quería a DiCaprio para dar vida a su Romeo, la elección de la protagonista femenina le costó algo más.

Natalie Portman parecía ser su primera opción pero ella rechazó el papel por la diferencia de edad con el actor (7 años mayor que ella), por lo que finalmente se decantó por una talentosa y jovencísima Claire Danes que solo tenía 17 años.

Un Romeo y Julieta que se odiaban

La versión de ‘Romeo y Julieta’ de Luhrmann era tan moderna, que hasta sus protagonsitas pasaron de amarse a odiarse.

Según cuentan los medios estadounidenses, Danes detestaba la actitud infantil de DiCaprio que continuamente hacía bromas con el equipo. Y el actor no entendía la frialdad y arrogancia que demostraba su compañera de reparto. Así terminó llamándola ‘estrecha’.

Algo que les llevó a no dirigirse la palabra cuando las cámaras no les enfocaban.

El primer beso de DiCaprio en pantalla

Y aunque el odio de ambos actores detrás de las cámaras era conocido, fueron unos profesionales y al escuchar ‘acción’ hacían aflorar la química que no existía.

De esta forma, el primer beso que vimos dar a Leonardo DiCaprio en pantalla fue el que se da con su Julieta. Después le hemos visto en numerosas ocasiones, pero esta fue la primera vez delante de cámaras.

Cuatro secretos del ‘Romeo y Julieta’ de DiCaprio que pocos conocen

TE RECOMIENDO


LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?