Del mercadillo de toda la vida, al Black Friday

Compra sin necesidad de hacer esfuerzos

Del mercadillo de toda la vida, al Black Friday

¡Qué tiempos! Hace no mucho teníamos la tradición, especialmente en verano, de ir los domingos o el día que tocase al mercadillo del pueblo, al de tu casa de vacaciones o al del barrio de toda la vida. Ahora las compras han cambiado pero eso no significa que sean mejores o peores... aunque el mercadillo siempre tenía una guinda final, el aperitivo.

Los mercadillos callejeros nos daban la oportunidad de comprar frutas y verduras, ropa interior, bolsos de lujo (3 x 10 euros) y cosméticos, aunque hay ciertas compras que siempre es mejor asegurar. Para dar definitivamente el salto y olvidar las compras en persona por siempre, ¿Qué te parece disfrutar de los mejores descuentos online en maquillaje y cosméticos? Aquí empieza tu nuevo tú, eso sí, luego nos puedes invitar al aperitivo.

La calle VS el salón de casa

A todos nos mola salir en plan Jeque de Arabia a comprar por ahí, pero esto no suele pasar por varios motivos. El primero es que no tienes tanto dinero, algo que desmonta el plan de por sí, segundo no tienes nadie que te lleve las bolsas y tercero, aquí nadie te gritará a cuanto está el kilo de boquerones mientras intentas localizar a tus hijos o sobrinos. El salón de casa en cambio, nos ofrece un lugar sin muchas molestias, sin colas, sin prisas y obviamente Internet, aunque no te hace rico, sí que te da la posibilidad de conseguir mejores precios. Además en Internet debemos estar atentos a ofertas como el Black Friday o las ofertas de Navidad, Día de la madre, Padre…

Una cuestión de kilómetros

Sales a correr 20 minutos, vas de vez en cuando al gym y si puedes te das una vuelta en bici los fines de semana pero hacer kilómetros porque sí, pues tampoco. Las compras de toda la vida nos obligan a andar, andar y reandar lo andado, vamos, ¡ni un Ironman! A día de hoy podrás comprar mientras vuelves del trabajo con el móvil, al llegar a casa con tu Tablet o desde el sofá, en uno de esos “7 minutos y volvemos”. Por eso y aunque no estamos en contra del deporte, si nos podemos ahorrar los kilómetros y las colas, pues mejor que mejor.

La tela, telita, tela

Bueno, por desgracia en esta vida a veces lo poco que cuenta es la tela, la pasta, el cash, el líquido… ¡Vamos, lo de siempre! El dinero es a fin de cuentas lo primero que necesitamos para comprar por internet o en el mercadillo de toda la vida, pero en Internet tu dinero vale un poquito más. La globalización, los pedidos por stock, las ofertas diarias, las mensuales, las promociones como Black Friday, el Cyber Monday… ¡Hay infinitas posibilidades! Y lo mejor de todo es que con un dispositivo móvil podrás pasear por cualquier tienda del mundo. ¿Te hemos convencido? ¿Sí? Además, a los Reyes Magos y a Papá Noel, seguro que también les interesa esta información, ten cuidado no te los vayas a cruzar.


LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?