George Michael ha sido el último en completar la negra lista de los mitos de la música que se nos han ido este año. 2016 nos ha quitado también a Prince, a David Bowie, a Leonard Cohen, a Maurice White y así hasta contar 17.

Enero ya comenzó con despedidas. El primero, David Bowie, que perdió la batalla que luchaba en silencio contra el cáncer y murió el día 10. Dos días antes publicaba su último disco, Blackstar, desde el que nos lanzaba mensajes premonitorios que no supimos leer.

El alma de The Eagles, Glenn Frey, murió una semana después. Black se fue el 26, pero nos dejó su Wonderful Life. Y Paul Kantner, que puso la banda sonora al Verano del Amor desde Jefferson Airplane en los 60, nos dejaba casi al acabar el mes, el día 28.

En febrero se fueron dos mitos: Maurice White y sus pantalones de campana y Denise Matthews, la líder de Vanity 6. Marzo se llevó a George Martin, el quinto Beatle. Nos quitó también a Ernestine Anderson, una de las grandes voces del jazz, y al sucesor de Frank Sinatra, su hijo, Frank Sinatra Jr., que murió de un paro cardíaco.

El country también perdió a uno de sus reyes en 2016. Merle Haggard, el maestro del género, falleció en abril, que también se llevó a dos de los grandes: uno, español, Manolo Tena, y otro, universal: Prince.

Billy Paul también se fue, pero nos dejó su Me and Mrs. Jones, uno de los temas fundamentales del soul. En noviembre despedimos a una de las divas del soul, Sharon Jones, y a Leonard Cohen, el gran poeta de la música. Y cuando creíamos que el año ya había cerrado la lista, perdemos a Rick Parfitt, guitarrista de Status Quo, y a George Michael, una de las mitades de Wham!, que en los 80 popularizó Last Christmas.

Los recordamos a todos en esta fotogalería.