En Hollywood, como en la vida, no es nada fácil entrar a la vida adulta. Siempre llega un momento en la carrea de todo actor infantil que debe dar el paso y apostar por un papel adulto. Por ello, son muchas las actrices que apuestan por papeles controvertidos, donde protagonizan escenas violentas o subidas de tono. De este modo, intentan desprenderse de la imagen infantil que tienen, buscando otro tipo de roles.

A diferencia de Miley Cyrus, que para deshacerse de su imagen de niña Disney apostó por la música, estas actrices aceptaron papeles muy alejados a los que el público estaba acostumbrado a ver. Pasaron, a ojos de los espectadores, de niñas buenas a chicas malas.

En LOS40 repasamos algunos de estos ejemplos.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
redes_sociales redes_sociales

Comentar