Jeremy Meeks se ha subido a la pasarela en la Semana de la Moda de Nueva York.

Ha sido en el desfile de Philipp Plein y la expectación estaba más que asegurada.

El que fuera nombrado hace ya unos meses como 'el preso más guapo del mundo' conseguía un contrato con una agencia de modelo tras salir de prisión por posesión ilícita de armas.

Cuestión de tiempo era que un diseñador de primer nivel lo llamara a filas y así ha sido.

No solo Plein le da su beneplácito pues la influyente Carine Rotfield se ha fotografiado con él.

Lo que parece un severo caso de alergia a la ropa ha alegrado la vista a todos los seguidores de Meeks, quien parece que tiene un prometedor futuro por delante dentro de la industria de la moda.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
redes_sociales redes_sociales

Comentar