Foto: © Instagram

1 de 9

Foto: © Instagram

2 de 9

Foto: © Instagram

3 de 9

Foto: © Instagram

4 de 9

Foto: © Instagram

5 de 9

Foto: © Instagram

6 de 9

Foto: © Instagram

7 de 9

Foto: © Instagram

8 de 9

Foto: © Instagram

9 de 9

Tomar un café es uno de los actos sociales más cotidianos y raro es el que no lo practica por lo menos una vez al día.

Si nuestros padres estaban acostumbrados a pedir café solo, cortado o con leche, nosotros hemos evolucionado y las variantes son infinitas.

No es raro escuchar a alguien pedir un café con leche de soja templada, en taza y con stevia.

Sí, cada uno elige la forma en la que lo toma y nadie te mira raro si tu opción es de lo más rebuscada, todo lo contrario, incluso puede parecer cool.

Tanto es lo que mueve el mundo del café que su disfrute va más allá del gusto.

Se ha convertido en algo artístico y lo visual cobra importancia. Primero llegaron los corazones dibujados con la espuma.

Los primeros que vimos nos impresionaron pero ahora nos parecen algo muy simple comparado con las obras de arte que algunos han llegado a crear.

Artistas como Esther Maasdam dieron un paso más e introdujeron el color. Eso sí, sus creaciones son más bien para concursos o exhibiciones porque el café se queda frío.

Si con todo esto ya habíamos alucinado y pensábamos que se había llegado al tope del ‘latte art’, llega una cafetería en Hong Kong (de dónde si no) para introducir el café en el mundo del 3D.

Flipa con los cafés de esta galería de Leo’s Espreso. Puedes elegir capuccino o chocolante caliente y el diseño de espuma que más te guste y todo por unos 6 o 7 euros.

Good Morning Hong Kong 🇭🇰☕️

Una publicación compartida de Ismaeel (@ismaeel.92) el

Lo único malo es que da pena bebérselo y destruir la obra.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?