Ya se ha clausurado la vigésima edición del Festival de Málaga que este año, por primera vez, ha dejado hueco a las películas latinoamericanas en la sección oficial.

Aunque una de las razones que nos harán recordar esta edición es por el talento que han demostrado los directores noveles.

Precisamente una ópera prima, la de Carla Simón, se ha llevado la Biznaga de oro. Verano 1993 nos acerca a la muerte a través de una niña de 6 años.

No la veremos en los cines hasta el 30 de junio pero está claro que llegará avalada por el favor de la crítica y los premios conseguidos tanto en Berlín como en Málaga.

En el lado latinoamericano, el premio ha sido para Últimos días en La Habana.

La mejor actriz ha sido para Natalie Poza en otra película que ronda el concepto de la muerte, No sé decir adiós.

En la sección masculina, Leonardo Sbaraglia ha sido premiado por su trabajo en el thriller El otro hermano.

También ha habido premio para Antonio Banderas que se ha hecho con uno de esos premios honoríficos que ya tocaba.

Pero si hay algo a lo que habría que dar un sobresaliente es a la alfombra roja de la ceremonia de clausura. Modelazos y mucha naturalidad que nos han dado 11 lecciones de estilo.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
redes_sociales redes_sociales

Comentar