'Big Little Lies', la serie que remueve conciencias

La última serie de HBO es oro y estos son los argumentos que así lo corroboran

'Big Little Lies', la serie que remueve conciencias

Este lunes 3 de abril, HBO puso punto y final a su ficción revelación de 2017: Big Little Lies. Quizá sea precipitado catalogarla desde ya como un éxito rotundo, pero me voy a tomar esa licencia por ahora.

Esta miniserie de 7 capítulos aterrizó el pasado 19 de febrero en la parrilla del titán audiovisual y en nuestro país gracias a HBO España. Lo hacía bajo la influencia de los que ya la proclamaban como la nueva Mujeres desesperadas y la desidia que despertaba un elenco tan repleto de estrellas. Yo me identificaba con este segundo grupo, pero me equivoqué.

Tras ver los siete únicos episodios de los que consta Big Little Lies tengo los argumentos suficientes para decir que esta ficción 'Made in USA' es oro. Pero ojo, porque no es una obra maestra y probablemente en un año, tras los premios pertinentes, quede relegada al absoluto olvido.

Ahora bien, ¿por qué hay que, mínimo, darle una oportunidad a Big Little Lies? Estos son los argumentos irrefutables que corroboran el buen hacer de la última joya de HBO

  • El punto de partida de la serie es un asesinato, pero tomándose la molestia de romper todos los esquemas habidos y por haber. Y es que Big Little Lies juega con la identidad del asesino y la víctima hasta el último minuto.
  • Prepárate para enamorarte de cinco mujeres excepcionales. Madeline (Reese Witherspoon), Celeste (Nicole Kidman), Jane (Shailene Woodley), Bonnie (Zoe Kravitz) y Renata (Laura Dern) son las cinco madres coraje que dan sentido a Big Little Lies. En mi caso, como fan incondicional de Una rubia muy legal conecté al instante con el personaje de Witherspoon. Sin embargo, a medida que avanzaba la historia fui rindiéndome a cada una de las arrolladoras personalidades de ellas y su particular 'Girl Power'.
  • Madres guerreras con hijos que desearías que fueran tuyos. No importa si el gusanillo de la paternidad/maternidad no ha llamado a tu puerta, si conoces a los niños de Big Little Lies ese instinto despertará al instante. El adorable Ziggy, la deslenguada Chloe o los gemelos Wright…con cualquiera de ellos te sonará el reloj biológico.
  • Las apariencias engañan y más si tienes pasta. Big Little Lies te lleva a Monterey para enseñarte la clase alta de la localidad sin complejos y sacando los trapos sucios al postureo estadounidense, sin tener reparos incluso en mostrar el lado más amargo de la violencia de género. Las miserias de la especie en un relato único.

En definitiva...Big Little Lies adquiere la categoría de placer culpable, pero con un gusto exquisito. La forma perfecta de remover conciencias y darle un toque de atención al machismo más clásico.

Sinopsis oficial de 'Big little lies'

Basada en el best-seller homónimo, BIG LITTLE LIES es una oscura historia ambientada en el aparentemente perfecto entorno de Monterey, California, que comienza con un asesinato en extrañas circunstancias en un evento para recaudar fondos en el colegio de primaria.

A pesar de que tanto la víctima como el asesino son un completo misterio al principio, parece que el asesinato ha estado motivado por rivalidades y secretos que rodean a las tres madres: Madeline Mackenzie (Reese Witherspoon) es la típica ama de casa de clase alta con hijos, celosa de Bonnie (Zoe Kravitz), la nueva y joven mujer de su ex marido, una instructora de yoga de actitud zen; Celeste Wright (Nicole Kidman) es la mejor amiga de Madeline, una ex abogada con un matrimonio aparentemente perfecto con un hombre más joven que ella (interpretado por Alexander Skarsgård) y Jane Chapman (Shailene Woodley), una madre soltera con un oscuro pasado, a quien Madeline y Celeste han acogido bajo su protección.

Su historia se intercala con retazos de los interrogatorios del caso al resto de padres y profesores del colegio, a través de los cuales iremos descubriendo los cotilleos sobre las rivalidades y afinidades en la pequeña ciudad, sobre todo alrededor de Madeline y su némesis, Renata Klein (Laura Dern), madre y ejecutiva de éxito.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?