1 de 10 La típica persona a la que no te deberías acercar bajo ningún concepto en un festival. 

2 de 10 ¿Una despedida de soltera vestida de unicornios? No, gracias. 

3 de 10 ¡Chicas! ¡Chicas! ¿Y si nos ponemos la peluca de Natalie Portman en Closer? 

4 de 10 A ver, monas, que Lady Gaga ya dejó el esperpento hace unos meses. 

5 de 10 ¿Riñoneras doradas? ¿Estamos en 2010 y nadie ha avisado?

6 de 10 WTF?

7 de 10 Nunca entenderemos la combinación de botas altas y bikini. A no ser que seas Twiggy y acabes de protagonizar una editorial de moda en un número de Vogue de 1967. 

8 de 10 Señorita, al Burning Man se va por ahí. 

9 de 10 Nada más que añadir, señoría. 

10 de 10 ¿Regalan la purpurina con la entrada?

Alguien nos había contado que el Festival de Coachella era un evento en el que la moda más puntera se asomaba ante los ubicuos fotógrafos de street style y, bueno, ¡NO!

La cita del desierto californiano se ha vuelto tan autoconsciente (y tan elitista, por otro lado) que mucha de la espontaneidad que veíamos hace años se ha convertido en lo que podríamos encontrar en cualquier otro festival mundial. 

Los mismos 'looks' mil veces repetidos y los mismos disfraces que ya huelen a apolillado. 

Go off 📷: @nattografi

Una publicación compartida de Coachella (@coachella) el

Menos mal que ya han pasado por allí algunas de las doce estrellas que nunca se lo pierden y, menos mal, que Rihanna se ha atrevido con todo


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad