1 de 5 Patatas, cebollas y otras hortalizas. Lo mejor para guardar las patatas y las cebollas es en un sitio fresco, seco y sin luz. Una buena opción es meterla en bolsas de tela en la despensa o en le verdulero, pero siempre por separado.

2 de 5 Chocolate. Estamos hartos de ver las tabletas de chocolate en las puertas de las neveras, pero no es necesario. A menos que tenga un relleno tipo lácteo, el chocolate va a la despensa. ¿Pero sabes qué? Yo lo guardo en la nevera porque me gusta morderlo y que esté duro... pero shhhhhh! No se lo digas a nadie.

3 de 5 El ketchup. Vale, este es el más controvertido. El ketchup tanto si está abierto o no se puede guardar en la despensa. La salsa tiene tanta acidez y azúcares que aguantarán perfectamente a temperatura ambiente. Quizá cambie un poco de color, pero no te preocupes, se puede comer con seguridad.

4 de 5 Los huevos. Si en general te tienes que fijar si en el súper está en cámara o no, esta es la excepción que confirma la regla. Los huevos hay que guardarlos en la nevera para que no se estropeen, pero en el supermercado lo tienen fuera porque lo más importante en este alimento es que la temperatura sea lineal. Si en el super están en una nevera, luego los metes en el coche y después en la nevera de casa sufrirá 3 cambios de temperatura radicales en poco tiempo y es posible que se pongan malos.

5 de 5 La fruta tropical. La piña, el plátano o el aguacate, por ejemplo, maduran mejor fuera de la nevera. Eso si, si están a punto de madurez, puedes refrigerarlos para que te duren unos días más antes de pasarse.

Cada alimento tiene su sitio concreto en la cocina, pero ¿realmente sabes cuál es?

Hoy en Chef40 queremos ayudarte a ordenar tu cocina, pero no por el hecho del orden si no por una cuestión de ahorro de dinero.

Si sabes dónde guardar cada uno de ellos, te duraran más tiempo y tus alimentos dejaran de formar parte de ese 40% de comida que se tira en España.

En los últimos años, los consumidores, cada vez más concienciados por el control de la seguridad alimentaria, atiborran la nevera de productos cuya duración sería mayor si se dejaran a temperatura ambiente.

Pero además el ahorro no solo estará en alimentos. También en energía. Cuantas más cosas guardes en la nevera, más electricidad gastará y además abrirás la puerta con más asiduidad porque todo lo tienes dentro, con el consiguiente aumento de temperatura y de la factura de la luz a final de mes.

El consejo general es que te fijes de dónde coges los alimentos en un supermercado, si de la zona de refrigerados o no. Pero no te pierdas estos consejos que mejoraran la calidad de tus alimentos y conseguirán que te ahorres unos euros.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

redes_sociales redes_sociales

Comentar