La última película de Sofía Coppola, La Seducción, no es racista

Lo dice la propia directora

La última película de Sofía Coppola, La Seducción, no es racista

Un estreno de Sofía Coppola es siempre un motivo de celebración. Desde que en 1999 estrenara Las Vírgenes Suicidas la hijísima con nombre propio no se ha prodigado mucho en las salas y por ello el estreno de La Seducción nos llena de alegría y regocijo.

#LaSeducción llega a los cines el 18 de agosto tras cautivar a la crítica en el Festival de Cannes. @focusfeaturesspain

Una publicación compartida de Universal Pictures Spain (@universal_spain) el

No a todos, claro, pues algunos se quejan de que en este remake de The Beguiled con Elle Fanning, Nicole Kidman o Colin Farrell falta algo que sí estaba en la historia de 1971. Un personaje, Mattie, que es una esclava negra al servicio de la escuela de señoritas sureña en la que se desarrolla la acción.

Sofía Coppola ha tenido que salir al paso de quienes la acusaban de racista al haber eliminado a este personaje, el único afroamericano de la ficción, pero ella ha aclarado en una entrevista en el portal Indiewire que, simplemente, quería acabar con un estereotipo y no quería tratar la esclavitud como un tema secundario dentro de la trama.

La última película de Sofía Coppola, La Seducción, no es racista

El 18 de agosto llega La Seducción a los cines españoles.

TE RECOMIENDO


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?