1 de 6 Tom Holland, gracias a su papel de Spiderman, se ha convertido en una de las caras del verano. Sin lugar a dudas se ha convertido en el hombre araña más divertido, pero el actor también es un pibón. Y estas fotos lo demuestran. 

2 de 6 Para el papel de Spiderman, Holland ha tenido que someterse a un fuerte entrenamiento donde el gimansio y el boxeo han sido la base. 

3 de 6 Lo mismo lo vemos entrenando brazos en la playa...

4 de 6 Que nadando un rato en la piscina. 

5 de 6 Si a todo esto le sumamos que lleva haciendo baile desde pequeño, ¡el resultado es inmejorable! ¡Un cuerpo diez!

6 de 6 Por eso nos preguntamos: ¿quién dijo que Tom Holland solo era un chico simpático?

Este verano el nuevo Spiderman nos ha robado más de una carcajada, ¿o no? Sus inicios como superhéroe han sido más patosos y divertidos que los de sus antecesores, haciendo de Peter Parker un tío divertido.

Gran parte de la culpa de que el nuevo hombre araña sea así de despreocupado, la tiene el actor que le da vida: Tom Holland. El actor británico de 21 años se ha convertido en uno de los rostros más conocidos de Hollywood de la noche a la mañana y su simpatía ha calado en el público.

Pero en Los40, os queremos demostrar con fotos (porque vale más una imagen que mil palabras) que Tom Holland no es solo simpático, ¡también es un pibón!

Only getting better 👊🏻

Una publicación compartida de ✌️ (@tomholland2013) el

Gracias al entrenamiento al que ha estado sometido para la película y a su condición de bailarín- porque también baila-, Holland puede presumir de tener un cuerpazo.

A sus rutinas de entrenamiento en el gimnasio, hay que sumarle sus sesiones de boxeo y de senderismo. Además de escalar edificios. Los resultados se notan a primera vista, ¿no crees?


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

redes_sociales redes_sociales

Comentar