No solo David LaChapelle es capaz de llevar al límite un universo en el que se mezclan el glamour, los famosos, la sexualidad, la irreverencia y la imaginería religiosa.

Además, el fotógrafo ha logrado que una gran parte de las estrellas más rutilantes de la actualidad posen para él, bien enseñando piel (bastante), bien participando en cuadros llenos de provocación y polémica en cuanto a forma y fondo.

A sus 54 años, el artista estadounidense ha fotografiado a las grandes divas de la canción, a los musos de las artes, a modelos  actores, actrices e incluso a políticos, deseosos de ponerse a las órdenes de este hombre que ha obtenido algunos de los mayores reconocimientos del mundo de la fotografía.

Y que, gracias a ello, ha conseguido que Miley Cyrus se desvista para convertirse en hada (y, antes, en presa); que Naomi Campbell muestre un pecho por la profanación de África frente a un Marte mitológico y postcoital (o que se duche con leche, como en la foto en esta página), y que den ganas de mordisquear el pequeño trozo de nalga sonrosada que enseña por descuido Kylie Minogue sobre una bicicleta.

Mira en la fotogalería de arriba 13 imágenes que explican por qué todas las celebrities quieren posar para este hombre, pida lo que pida.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
redes_sociales redes_sociales redes_sociales
redes_sociales redes_sociales

Comentar