2 de 12 Spencer Elden El suyo, quizás, sea uno de los desnudos más difundidos de la música. Es lo que tiene estar en la portada de uno de los discos de más éxito. Tenía sólo tres meses cuando Kirk Weddle le hizo las fotografías por las que cobró 200 dólares. No llegó a conocer al grupo y eso que compartían gusto por lo artístico. Elden ahora es diseñador y artista plástico.

3 de 12 Barenaked Ladies. Born on a pirate ship (1996)

4 de 12 Marcus Priest El diseñador de la portada fue Neil Prime-Coote que quería un niño con pinta de travieso en la portada. Escogió a uno de los hijos del jefe de su tía al que pagó 50 dólares. Aunque el chaval vivía en Toronto con sus padres, volvió a su Inglaterra natal donde se licenció en Psicología e hizo un posgrado en Recursos Humanos. Ahora trabaja en el sector farmacéutico.

5 de 12 Smashing Pumpkins. Siamese dream (1993)

6 de 12 Nicole Fiorentino Su historia es muy curiosa. En 2007, la banda puso un llamamiento en un blog para lograr encontrar a los niños de su portada, les habían perdido la pista y ni discográfica, ni grupo ni fotógrafo sabían quiénes eran. No hubo respuesta aunque tres años después fue el mismo Billy Corgan el que anunció en Facebook que entraba en el grupo Nicole Fiorentino que era una de las niñas de esa portada. Una historia bonita que resultó mentira. En realidad una de ellas no se sabe quién es y la otra es la modelo Ali Laenger.

7 de 12 Placebo. Placebo (1996)

8 de 12 David Fox En el álbum debut de la banda apareció esta foto de David Fox que le hizo su primo cuando tenía 12 años y fue a visitarle porque acababa de morir su padre. El fotógrafo, sin ningún tipo de permiso, vendió la foto. Hace cinco años Fox denunció en Daily Mail que esa portada arruinó su vida porque durante su infancia sufrió de bullying y con el tiempo las cosas no mejoraron hasta el punto de ser un cocinero en paro.

9 de 12 Notorious Big. Ready to die (1994)

10 de 12 Keithroy Yearwood Cuando Notorious Big sacó esta portada se especuló sobre si el niño era un hijo suyo. Pero en realidad era un chaval de agencia que cobró 150 dólares por dejarse fotografiar. Ahora tiene 27 años y se graduó el año pasado en la Universidad.

11 de 12 Korn. Korn (1994)

12 de 12 Justine Ferrara Tenía 6 años cuando le hicieron la foto en el columpio para la portada del debut de Korn. Era la hija de un ejecutivo de la discográfica del grupo, Paul Pontius. Cobró 400 dólares y acabó graduándose en Comunicación y trabajó en puestos administrativos de Sony Music.

Lo de ver un niño en la portada de un disco es un recurso muy utilizado en la industria. Claro que hay historias para todos los gustos.

Los hay que eligen una foto propia de su etapa de infancia como es el caso de Zayn Malik en Mind of mine.

No una foto pero sí un retrato era lo de la portada de Drake en Nothing was the same. Por mucho que algunos especularan sobre si era Blue Ivy (la hija de Beyoncé y Jay Z), en realidad se trataba de un retrato de Drake hecho por el artista Kadir Nelson.

También está la versión de los que eligen a sus hijos para darles protagonismo. Es lo que sucede con el último disco de DJ Khaled, Grateful, en la que le vemos a él y a su pequeño Asahd.

Otro que ya lo había hecho antes era Chris Brown que le dedicó la portada de Royalty a su hija.

Pero también los hay que recurren a otros niños con los que no tienen una conexión directa y es lo que tenemos en las portadas que hemos recogido en esta galería. Niños que han crecido y que han seguido con sus vidas que, nada tienen que ver con los grupos que les hicieron famosos.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?