El recinto de conciertos mágico de Galicia retoma su actividad

Allí actuaron Dylan, Springsteen, Lou Reed… y Amaral

El recinto de conciertos mágico de Galicia retoma su actividad

La mitología rodea a algunos recintos de conciertos del mundo: el Fillmore Auditorium de Los Ángeles, que patearon todos los grupos hippies de los sesenta; el CBGB, en Nueva York, incubadora del punk; el estadio de Wembley, en Londres, máxima expresión de la opulencia pop de los ochenta… y en nuestro país, concretamente en Galicia, el auditorio del Monte do Gozo, en Santiago de Compostela. Parada obligada en las grandes giras internacionales, tras unos años inciertos vuelve a la vida.

En el Monte do Gozo, concebido en su origen como recinto para acoger espectáculos para los peregrinos del Camino de Santiago, han actuado los Rolling Stones, Bruce Springsteen, Muse… Referente para las giras internacionales que paraban en Galicia, albergó en 2004 los estratosféricos Conciertos del Milenio, por los que pasaron de Bob Dylan a The Chemical Brothers, de Lou Reed a The Cure. Se trata de un auditorio con capacidad para más de 30.000 espectadores posiblemente único en el mundo, con aspecto de anfiteatro romano, en medio de un enclave natural sin parangón, que ahora retoma su actividad.

“Queremos incrementar el beneficio para el sector turístico, manteniendo las actividades durante todo el año”, declaró en rueda de prensa la portavoz de Turismo de la Xunta de Galicia.

“Su entorno genera buenas vibraciones entre el público y el artista”, nos dice Eva Amaral. “Y buenas vibraciones sonoras: me parece que es un sitio que suena especialmente bien”.

La experiencia de Eva Amaral en el Monte do Gozo es difícil de igualar. En 2004, cuando Bob Dylan tocó allí con otros artistas (Echo & the Bunnymen, The Corrs), uno de los teloneros, Gary Jules, falló. Eva, que había acudido como espectadora, terminó cogiendo una guitarra y subiendo al escenario…, para asombro del público y de ella misma.

Amaral había actuado como telonera de Bob Dylan en España ese verano y había querido asistir como espectadora. “Soy una enamorada de Galicia y me apetecía ese lugar tan increíble, así que para allá que me fui con unos amigos. Tenía yo el cuerpo de festival”, recuerda.

Cuando iba de camino, le avisaron de que uno de los teloneros había tenido problemas con su traslado, ya estaba todo el público en el recinto, empezaba a impacientarse…, y le pedían que actuara. “Les dije que no llevaba guitarra, y me respondieron que allí había unas cuantas”. Así que aceptó. “La gente estaba desconcertada: salía una chica en vaqueros y camiseta blanca con una guitarra más grande que ella… y el recibimiento fue de lo más bonito”.

Para Eva, el Monte do Gozo garantiza buen ambiente. “Estás ahí en un sitio privilegiado, en medio de la naturaleza, y estás a gusto. Todo influye”, comenta.

Se prevé que en tres meses el auditorio del Monte do Gozo esté preparado para volver a ser sede de actuaciones en directo; de hecho, se espera que ya este verano acoja la primera edición del festival O son do Camiño, que pretende ser aperitivo anual de las celebraciones del Xacobeo de 2021.



icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?