Influencers: ¿currantes o caraduras?

La polémica respuesta del dueño de un hotel a una influencer

El mundo de los influencers es curioso. Muchos utilizan su fama en las redes para conseguir cosas. Por ejemplo, ¿que quieren pasarse un fin de semana en un hotelito así muy majo pero no tienen dinero? Pues ofrecen sus redes sociales para publicitar el sitio a cambio de la estancia. 

Eso es lo que pretendía hacer Elle Darby, una influencer de 22 años, en un hotel de Dublín donde quería pasar unos días.

Ella envió un e-mail para ofrecer el intercambio. En él contaba que tiene alrededor de 87.000 suscriptores en Youtube y unos 76.000 en Instagram. Proponía pasar allí 4 días, en San Valentín, a cambio de mostrarlo en sus vídeos de Youtube y de esta manera recomendárselo a sus seguidores.

La respuesta que llegó por parte del hotel le sorprendió mucho porque no es que pasara de ella, sino que publicó en redes sociales una contundente respuesta. Básicamente le venía a decir que cómo va a pagar al personal del hotel con su vídeo de Youtube.

Elle Durby tampoco ha querido quedarse atrás y les ha contestado a través de su canal de Youtube en el que rompe a llorar. Así ha explicado que nunca en su vida se había sentido así de mal y que se ha sentido enormemente humillada.

Ojito porque hay una nueva entrega reciente: el hotel ha contestado que va a prohibir a todos los bloggers e influencers entrar en su hotel o su cafetería. ALE.

A raíz de esta historia hemos empezado un enorme debate que vosotros también deberíais plantearos. Nos planteamos quién tendrá razón en toda esta historia. ¿Es normal que los influencers pidan cosas gratis a cambio de publicidad o eso es tener cara?


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?