El día en el que las mujeres aparecieron en la música

Y comenzaron a iluminarnos con su talento

El día en el que las mujeres aparecieron en la música

¿Qué haría el mundo sin las mujeres? Absolutamente nada. Y la música forma parte de él, así que puedes sacar tus propias conclusiones. Las figuras femeninas son esenciales en el mercado musical, y lo han sido desde hace siglos.

Imagínate un mundo sin Beyoncé o sin la compositora Lindy Robbins. Nada se hubiera asemejado a la realidad. Pero desgraciadamente no todas las mujeres que han formado parte de este mercado han tenido la suerte de ser mundialmente reconocidas como Beyoncé y Robbins.

Como se explica en el artículo publicado por Musikawa.es, la falta de interés por conocer el algunas de las obras compuestas e interpretadas por mujeres ha impedido que éstas se recordaran históricamente a día de hoy como se hace con las de Mozart o Beethoven.

Y es que el papel femenino en la música ha sido tan importante como el de hombre, pero éstas se han enfrentado constantemente a la dificultad que supone la desigualdad entre géneros, suponiendo una brecha de gran tamaño que les impedía alcanzar el reconocimiento.

Esto se remonta siglos atrás. Ya en la Edad Media, numerosas obras fueron compuestas por mujeres dentro de los claustros religiosos, pero debían ser firmadas con pseudónimos masculinos, tal y como explica Zoraida Pérez en el artículo de Musikawa. Entre estas mujeres destaca Hildegard de Bingen, la cual fue de las primeras compositoras en aparecer en la historia en el año 1098.

Poco a poco, las mujeres de la época comenzaron a luchar por sus derechos y lo pagaron con sus vidas en muchas ocasiones, pues eran acusadas de brujas o de ir en contra de la ley.

Ellas son las verdaderas guerreras de esta lucha por la igualdad en el reconocimiento artístico. Son diversas las figuras femeninas que han formado parte de la historia y que se han convertido en referentes de esta reivindicación. Entre ellas se encuentran Isabel de la Calle, directora de la Orquesta Femenina de Barcelona o Montserrat Caballé, una soprano que se ha convertido en todo un icono mundial.

Como se ha explicado en líneas anteriores, la mujer ha sido difícilmente aceptada en todos los ámbitos, entre ellos, en la música. Y dentro de esta industria y sus respectivos géneros, destaca la aparición de la mujer en el rock. Según Diana Morales en un artículo para Rebelión, las mujeres tuvieron que luchar contra los estereotipos para ser tomadas en serio. Entre ellas, destaca Wanda Jackson, la “Primera Dama del Rock & Roll” de los años 60.

Madonna, la mujer más influyente de la música

La Reina del Pop, así es como se consagra Madonna. La artista estadounidense se ha enfrentado a diversos obstáculos por ser mujer y que, a su vez, le han hecho más fuerte. Cuando se mudó a Nueva York para perseguir sus sueños con tan solo 35 dólares en el bolsillo, varios hombres arrastraron a Madonna a un callejón y le forzaron a realizar una serie prácticas a las que pocas mujeres desearían enfrentarse.

Poco a poco, la artista llegó a los oídos de un DJ, el cual la condujo hacia el éxito. Es así cómo Madonna se consolida como “la mujer más influyente y exitosa de la historia musical”.

Y es que gracias a Madonna y otras figuras femeninas como Whitney Houston, contamos con un repertorio musical diverso y gratificante. Han sido ellas las que han servido de referentes para artistas que surgen en épocas posteriores y que nos regalan su música para disfrutarla.

En una entrevista para El Cultural, la productora Björk critica la idea extendida que hay de que el productor siempre es un hombre, razón que explica la carencia de visibilidad de las mujeres en este tipo de profesión. No obstante, se han empleado pseudónimos femeninos en los nombres de los productores de manera machista para dar una sensación tímida y asustadiz. “Un tipo de sexualidad teen tirando a infantil”, según explica Abel Hernández en el artículo.

Actualmente aún existen hombres y mujeres que no apoyan la equidad entre géneros en los trabajos. Tal y como expresa la ingeniera de sonidio Susan Rogers en una entrevista para BBC, es necesario un cambio de actitud para poder marcar la diferencia. Consiste en ser arrogante y adoptar personalidad para que tomen en serio tu trabajo.

Pero la música disfruta de una gran variedad de talentos femeninos que, de no ser por ellos, la industria no tendría sentido. Adele, Whitney Houston, Lady Gaga, Spice Girls, Lindy Robbins, Susan Rogers y Trina Shoemaker solo forman una pequeña parte del total de las mujeres que nos alumbran con su talento.

Actualmente, el pop ha conseguido que estas figuras se hagan un hueco entre la masculinidad de las listas de éxitos. No obstante, este triunfo ha disminuido debido al auge del reggaeton y sus letras machistas en muchas ocasiones. Si antes triunfaban Nelly Furtado y Rihanna, ahora lo hacen J Balvin o Pitbull.

Esta es la realidad a la que nos enfrentamos. Se ha hecho un largo recorrido sobre la importancia de la mujer en la música, pero aún queda una larga historia que nos depara en el futuro y que solo depende de nosotros y nuestra actitud. Si queremos evolucionar positivamente solo tenemos una opción:

¡Apoyar el #GirlPower!

 


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?