Un pliegue en el tiempo: La heroína era la empollona

La adaptación de la novela de Madeleine L'Engle llega al cine

Un pliegue en el tiempo: La heroína era la empollona

No era una tarea sencilla trasladar el universo de un libro de fantasía con viajes entre universos paralelos y galaxias a la pantalla y es loable el intento de la directora Ava Duvernay de hacerlo.

La novela de Madeleine Engle, Un Pliegue en el Tiempo, se publicó en 1962 tras ser rechazada por una veintena de editores por ser demasiado innovadora y suma desde entonces adeptos a sus sabias palabras pues el libro aboga por temas tan universales como la fuerza del amor, la familia y la amistad.

Ahora llega por fin a la pantalla con un presupuesto cercano a los cien millones de euros y actores de la talla de Chris Pine, Reese Witherspoon, Mindy Kaling y Oprah Winfrey se unen a los tres niños protagonistas Storm Reid, Levi Miller y el maravilloso Deric McCabe, quien da vida a Charles Wallace.

Y la historia, precisamente gira en torno a la desaparición del padre (Pine) de Meg (Reid) y Charles Wallace (McCabe) y como éstos saldrán en su búsqueda con la ayuda de las señoras Qué, Quién y Cuál (Witherspoon, Kaling y Winfrey) a lo largo de varios universos. En su camino se encontrarán con personajes buenos y personajes malos que los ayudarán en mayor o menor medida en su tarea en una estructura que puede recordar por momentos a películas como Alicia en el País de las Maravillas

La película es, como Ava Duvernay se encarga de remarcar, una película orientada a los niños de entre 8 y 12 años. Y eso está muy bien, claro, sobre todo por el potente mensaje que lanza que Meg, la protagonista, sea una niña con problemas en el instituto pero todo un cerebro para las matemáticas que consigue lo que quiere con solo usar su intelecto. Y que se lleva al guapo de calle sin ser la más popular.

Para los adultos... Bueno, esa ya es otra historia. La película no tiene ni un guiño a los mayores de 14 años a pesar de que ver a Oprah Winfrey montada como una de las concursantes de Ru Paul Drag Race puede ser considerado como tal, quién sabe.

Lo mejor:

  • Charles Wallace como personaje tierno, repelente y con pajarita. Es lo más divertido de la película.

  • Que los listos ganan por una vez la batalla. Ser un empollón ya no es algo malo.

  • El espectacular vestuario de las 'señoras' que ha sido obra de Paco Delgado.

  • Oprah Winfrey y sus maneras de deidad.

  • Que Ava Devernay haya conseguido sacar adelante esta película eminentemente femenina y que apuesta por la inclusión real. 

Lo peor:

  • Con un presupuesto tan elevado algunos de los efectos especiales se quedan bastante cortos.

  • Reese Witherspoon convertida en una lechuga.

  • Las citas famosas con las que la Señora Quien se comunica a veces son de bochorno.

  • La historia resulta demasiado obvia para los adultos que no encontrarán ni un guiño a ellos.

TE RECOMIENDO


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?