• LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • LOS40 Classic
  • VÍDEOS
  • GIRAS
  • CINE / TV
  • BigBang
  • Life Style
  • INTERNET
  • JUEGOS
  • CÓMICS
  • LOS40 MUSIC AWARDS
  • © PRISA RADIO -
    GRAN VÍA, 32. 28013 MADRID [España]
  • MAPA WEB AVISO LEGAL POLÍTICA DE PRIVACIDAD POLÍTICA DE COOKIES

    1 de 20 Comenzamos con esta oda a la sujeción capilar. Está de vuelta a Miami, pero dudamos que le vayan a dejar entrar. Si Elvis nació en Tupelo, este señor debe ser el alcalde. Dicen que Trump coge esta portada cuando hace aguas mayores y se siente íntimamente reforzado en su misión de gobernar el mundo. Ole ese tupé de destrucción masiva.

    2 de 20 Lo más genial de este muchacho no es que use una talla menos para todo, luego se dé cuenta de que no es muy estético y decida romperse la ropa en un acto de heroica integridad. Lo mejor de todo es que se apellida Capretta. Y claro capretta, mirad sino ese paquete que lucha por zafarse de su rasgado enjaulamiento tejano. De la pose de la coreo de “Que la detengan, que es una mentirosa” ya hablamos otro día.

    3 de 20 Cállate y baila, te exhortan estos aceitosos fulanos. Y luego se ponen más serios, que bailes hasta que venga la policía. No sabemos muy bien en qué movida chunga andan metidos estos dos, pero seguro que la yakuza les vigila. No sabemos muy bien por qué una daga está oxidada y la otra no, ni a qué puede oler el palo del nunchaku que esconde en la sobaquera. Que bailes te han dicho, copón.

    4 de 20 Chet y Dave están en un apuro. Aparte de cantar gospel, que ya nos da algo de cosa, sus padres les visten igual. Y eso que no son hermanos. Lo de querer parecerse llega a un extremo tan desorbitado que se mellan los dientes adrede y bizquean. Son como Zipi y Zape si su padre fuera Cletus, el de Los Simpson.

    5 de 20 Río...por no llorar. Porque hay diecisiete millones de niños en todo el mundo que no pueden conciliar el sueño después de haber visto esta…¿sonrisa?... ¿Mueca de dolor agudo? Aparte el señor tiene el pelo ceniza y bebe un mejunje grisáceo, con lo que entendemos que debe vivir en un volcán. ¿Será el alcalde perdido de los Fruittis?

    6 de 20 Mezclar a Dios con la heroína no parece a priori una buena idea, pero este disco que cuenta la historia de John Cook (lo de 3:16 parece un versículo, pero no nos atrevemos a buscarlo) tiene que ser maravilloso a la fuerza. Retrospección, algo herejía de y una corbatita de boy scout para apretarse el brazo conforman un cóctel del que quieres beber más sorbos seguro.

    7 de 20 ¡Miradme todos! Me he subido en una rata blanca gigante y soy el rey del mundo! Mirad mis bíceps dando forma a esta loquísima camisa estampada jalonada con un chaleco con flecos. Todos los conceptos que tiene este hombre cojean por algún lado. Se hace llamar perro del pantano, que ya sirve para hacerse a la idea de su despiste vital.

    8 de 20 Hola, tengo dos sueños en la vida, parecerme a Elton John y Robbie Williams fusionados y navegar. Los envidiosos dirán que es Photoshop y no estoy emergiendo del mar en ese preciso momento, y que a lo mejor todo ese pelo no es mío, pero a mí me importa un bledo. Deja que la brisa del mar desmelene mis recuerdos (pobre muchacho, está sirviendo una causa que murió antes de nacer).

    9 de 20 Jose Ángel aprovecha que la discográfica de turno ha tenido a bien grabarle un disco para confesarle una cosa algo irreverente a su madre. Su confesión no es demasiado común y él intuye que mamá se puede soliviantar, así que mejor miro al infinito y pongo pose de que estoy atendiendo muy fuerte a algo para desviar la atención. Suerte con lo tuyo, Jose Ángel.

    10 de 20 Otro que quiere meter a Dios con calzador en campos que no son tradicionalmente suyos. El karateka predicador quiere dejar bien claro que es el altísimo el que le da una fortaleza desmesurada. Él solo es un instrumento de repartir ostias (consagradas, claro). Eso sí, si los bloques son de gomaespuma en vez de hormigón la vamos a tener.

    11 de 20 De verdad que no sabemos por dónde empezar. El bloqueo tiene no tanto que ver con la felación sugerida, ni tan siquiera con las satánicas marionetas que parece que vayan a cobrar vida en cualquier momento. Lo que nos deja sin habla y aterrados es que esa pajarita se sostiene sola, no hay cinta elástica sobre el cuello que valga. Intrigante.

    12 de 20 Cuesta horrores centrarse en esta portada hasta enterarte que lo que hay debajo del peluche es el propio vinilo en sí. Porque uno así de primeras piensa en una bacinilla (orinal de toda la vida, vaya). Y entonces tampoco entiende nada. Lo del outfit más propio de una clase de zumba en Unicornilandia y si procede o no ya lo discutimos con unas cervezas cuando queráis.

    13 de 20 Todo mal. Pero todo. Lo del crucifijo por debajo de la corbata de stripper en un señor con el pelo de Rambo es lo más cercano al pecado que hemos tanteado hoy. El angelical triángulo no ayuda demasiado a quitarnos el regusto a blasfemia. Y si os fijáis abajo, además viene con un poster calendario. Tomad todo mi dinero y callad, locuelos.

    14 de 20 Estamos en el infierno, como podéis observar, pero nada nos impedirá cantar nuestras alegres tonadillas disfrazados de marineritos. Ojo que de entre las brasas emerge un satanás MUY REAL dispuesto a condenar al ostracismo nuestra carrera musical. Pero nuestras ganas de ser el Dúo Dinámico del infierno son mucho más fuertes. Quince, años, tiene mi amor (sus pies crepitan al son de las llamas)

    15 de 20 Esto es a todas luces descriptivo. Que el disco se llama Cutlin Eth comiendo guisantes y miel, pues intentamos que la imagen se corresponda punto por punto. Lo de la cara de estar paladeando el Nirvana y lo del sombrero de paja y el peto vaquero ya fueron aportaciones propias, pero rezuma honestidad. Sí, son un redneck de manual.

    16 de 20 A ver, Chad. Que sabemos que el disco es tuyo, pero la turra que estás pegando con lo de salir en la foto principal y cuatro fotos aledañas, en color salmón, en las que sales con prácticamente la misma pose todo el rato... El superconsejito del día: a veces menos es más.

    17 de 20 Un gorila mirando una partitura para tocar el acordeón es, a la fuerza, una gran portada. ¿No hacen nada las organizaciones en defensa de los animales? ¿Qué música le gusta a los gorilas? ¿Perales? ¿Prodigy? Vaya, me dicen por el pinganillo que puede que sea un hombre disfrazado. Interrumpimos la conexión.

    18 de 20 Lo del género Heavy daría para trescientos recopilatorios. El Hair Metal ha hecho mucho daño, pero de vez en cuando nos ofrece estas maravillas. Esos pelos, esas mallas, esa tipografía esplendorosa y ese extraño efecto halo que inunda la foto y emborrona todo. Qué haríamos sin vosotros.

    19 de 20 Más allá de que la portada por sí sola no valga un carajo ni a nivel irónico, lo que es apasionantemente maravilloso es la mezcla de su cara de fucker sureño con la proclama que surge de esas letras. “Estoy caliente y te necesito”. Pues oiga, hay otras formas de decirlo con mucha más clase, no hace falta editar un disco. ¿Le habrá funcionado o seguirá sin comerse un colín?

    20 de 20 Y para cerrar, una concesión patria. Tino se cuela en esta lista mezclando dos conceptos tan antagónicos como adolescencia y seducción. El mal cuerpo que te deja es automático. Además parece tener los muslos con arena pegada, lo que nos lleva a que esta sesión de fotos pudo ser de todo menos aburrida.

    Lo hortera no sabe de épocas, ni de estilos. Se cuela sigiloso, casi de puntillas, en esa fiesta en la que nadie le ha invitado, y te sorprende con un peinado estrambótico, unas hombreras imposibles o unas lentejuelas que te hacen dudar de la supervivencia de la raza humana.

    El mundo de la música, tan ligado a lo icónico, y plagado por hordas de horteras irredentos, no podía escapar a sus fauces. Y claro, las portadas a lo largo de la historia han sucumbido a las composiciones fotográficas más infames.

    Cuántos lo harán por echarse unas risas y trollear a sus coetáneos y cuántos considerarán que estas portadas son auténticas obras de arte es la parte que se queda por saber. Y en realidad tampoco queremos saberlo.

    Sólo paladear estas auténticas odas al mal gusto, que le alegran a cualquiera un día de cielos plúmbeos. Santigüense los creyentes, que allá lo vamos.


    Comentarios

    LOS40

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

    Comentar