Ser la hija de Michael Jackson es un handicap con el que seguramente no todo el mundo hubiera podido lidiar. Paris lo ha hecho y parece haber salido airosa. No sólo ha pasado de los comentarios que se han hecho sobre su padre y sus polémicas sino que ha mostrado siempre lo buen padre que era.

Ha estado siempre muy unida a sus hermanos y aunque no ha dejado ser centro de atención (ser 'hija de' es lo que tiene) ha sabido mantenerse fuera de los focos siempre que ha podido para dedicarse a conocerse a sí misma.

Se ha convertido en una 'it girl' con más de dos millones y medios de seguidores en redes sin tener un oficio claro ni un squad muy definido. La hemos visto muy ligada a la moda y es habitual de las alfombras rojas pero todavía no ha encontrado su camino. Le queda tiempo.

Sí se ha centrado en desarrollar su mundo interior y está muy conectada con la naturaleza y la espiritualidad. Dos de las 20 cosas que hemos descubierto dando un repaso a su Instagram.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
redes_sociales redes_sociales

Comentar