Vaya por delante que a nosotros lo de arriesgar con la moda nos parece fetén y que Jeremy Scott con su último look lo que buscaba era que habláramos de él así que vamos a ello. 

El diseñador de Moschino se pasó este fin de semana por Los Ángeles para recoger el premio a su carrera que le otorgaba Daily Front Row y lo hacía acompañado por dos de sus musas, Frances Bean Cobain y Paris Jackson

Hasta ahí todo correcto. O casi todo. El diseñador apareció con un traje de raya diplomática desestructurada, un guante de cuero hasta el codo, zapatos con punta y gafas de sol. 

Imaginamos que, como no podía ser de otro modo, la locura de estilismo que lleva es marca de la casa que para eso lleva veinte años siendo uno de los diseñadores americanos más transgresores. 


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

redes_sociales redes_sociales

Comentar