Foto © GettyImages

1 de 10

Foto: © GettyImages

2 de 10

Foto: © GettyImages

3 de 10

Foto: © GettyImages

4 de 10

Foto: © GettyImages

5 de 10

Foto: © GettyImages

6 de 10

Foto: © GettyImages

7 de 10

Foto: © GettyImages

8 de 10

Foto: © GettyImages

9 de 10

Foto: © GettyImages

10 de 10

"Gracias por dejarme ser la primera mujer negra en ser cabeza de cartel del Festival de Coachella". Son palabras de Beyoncé durante su vuelta al escenario tras dar a luz a sus gemelos hace más o menos un año. 

Volvió y lo hizo a lo grande, encabezando un cartel en el que también estaban Eminem y The Weeknd, pero claro, nada que ver la expectación que levantó Queen B que cuidó hasta el mínimo detalle de su actuación.

Impresionante, apareció vestida como una diosa egipcia con un manto firmado por Balmain, como el resto del vestuario de sus dos horas de concierto. Olivier Rousteing ha estado un tiempo trabajando mano a mano con ella y su estilista para crear una colección que impresionara durante esta actuación.

Como le contó a Vogue, "pude estar con ella en la misma habitación y recibir feedback directo por su parte en cuanto a cómo la iluminación debía impactar en las prendas, lo que la música debería enfatizar de cada look…”. Rousteig tiene claro que su recuerdo favorito de esta experiencia fue cuando, "Blue entra corriendo hacia ella y B. la rodea con sus brazos mientras nos habla de cortes y siluetas. Para mí fue un momento precioso porque tienes delante a esa superestrella, pero al mismo tiempo es una mujer fuerte y una madre cariñosa con su hija”.

🖤

Una publicación compartida de OLIVIER R. (@olivier_rousteing) el

Unos cien bailarines y músicos para crear una actuación redonda que arrancó con Crazy in love. Aunque bastó que apareciera ella para que el público enloqueciera. Y que conste, que no sólo me refiero al que estaba en Indo, Adele también lo flipó viendo la actuación por televisión.

Mood 3 #Beychella

Una publicación compartida de Adele (@adele) el

Y es que no era para menos. Había ganas de verla otra vez en directo y se notó. Y ella lo da todo y se guarda ases en la manga. En esta ocasión fue la reunión del grupo que la dio a conocer, Destiny's Child. Sus antiguas compañeras salieron a escena para cantar con ella Say my name, Soldier o Lose my breath.

LEGENDARY #balmainArmy #destinyschild #beychella

Una publicación compartida de OLIVIER R. (@olivier_rousteing) el

Tampoco faltó la familia. Su hermana Solange Knowles salió a bailar con ella Get me bodied y tampoco faltó Jay Z, su marido con el que va a comenzar de nuevo gira (que les traerá a España). El público tuvo que esperar al final para verles juntos mientras sonaba Deja vu. Un cierro para un concierto de lujo que no decepcionó.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

redes_sociales redes_sociales

Comentar