Yakuza 6 te ofrece una nueva vida

No existe mejor ratio ‘euro/minuto jugado’ que el de Yakuza 6

Yakuza 6 te ofrece una nueva vida

Hablamos de Yakuza 6 hace algún tiempo, cuando tuvimos la oportunidad de probarlo en un evento preview. En su día quedamos enamorados, si bien es verdad que un servidor iba con cierta predisposición después de haber dedicado decenas de horas a las anteriores entregas de la saga.

Hoy, tras haber invertido un porcentaje importante de mi vida en esta última entrega, vengo para deciros que Yakuza 6 es una de las mejores inversiones que podéis hacer; sobre todo si tenemos en cuenta el ratio euro/minuto jugado.

Ya hablamos de la historia entonces, pero nos repetiremos para los que no quieran ir saltando entre artículos.

Kazuma Kiryu paga por los pecados cometidos en otras entregas y lo hace sirviendo un tiempo en prisión. Al salir, con ilusión y como un hombre nuevo, decide comenzar una nueva vida juntos a sus pequeños en el orfanato del que cuidaba.

Al llegar allí, se dará cuenta de que Haruka, su ojo derecho (e hija adoptiva), ha tenido que abandonar el orfanato para evitar la mala publicidad para el mismo que daba su vínculo con la “Yakuza” y permanece desaparecida desde entonces…

Sin hacer demasiado “spoiler”, diremos que la historia pronto se torna en un cuento de venganza al descubrirse que alguien ha intentado asesinar a Haruka, dejándola en coma y que, además, su bebé (que es nuevo en la saga) se ha quedado solo.

Así pues, Kiryu tendrá dos roles de importancia en Yakuza 6: Abrirse camino entre mafias y bandas para descubrir el responsable del suceso y convertirse en “padre del año” al cuidado de Haruto, el bebé de Haruka (que dará mucha guerra, ya lo veréis).

A partir de ahí, Yakuza 6 despliega una interminable oferta de propuestas para el jugador que bien puede conseguir monopolizar su Playstation 4 por tiempo indefinido.

Yakuza nunca se ha caracterizado por ofrecer una única vía de entretenimiento; siempre hemos tenido el desarrollo de la historia, las misiones secundarias, los recreativos… muchas cosas para pasar el rato por las calles de Japón; pero es que Yakuza 6 lleva a un nuevo nivel.

Preparaos para caer abrumados ante las opciones que puede dar un solo disco.

Al divertimento que ya conocíamos de entregas anteriores se sumará la posibilidad de entrenar en el gimnasio para mejorar en combate, acudir al karaoke para matar el tiempo con juegos “en plan guitar hero”, quemar tiempo jugando a la recreativa de Virtua Fighter 5 (por mencionar una y siempre a uno o dos jugadores), sacar y posar para bonitos ‘selfies’, organizar y controlar guerras de bandas, entrenar un poquito de baseball o simplemente chatear por el móvil en tiempo real en forma de minijuego… y la lista sigue y sigue y sigue.

La densidad de la oferta de la oferta de Yakuza 6 sólo puede definirse como “abrumadora”, y es que llega un momento en que el jugador no sabe qué hacer pero no por falta de opciones, sino por exceso.

A eso, por supuesto, tenéis que sumar una historia “muy japo” desarrollada a través de largas y lentas escenas de video que, en ocasiones, puede resultar algo pesada. Bendito será siempre el botón de “saltar escena”, aunque no recomendable si queréis enteraros de la película.

Gráficamente, Yakuza 6 empieza de cero. Nuevo motor gráfico de SEGA para poner a punto la franquicia que ha sentado de maravilla. Si bien en las secuencias de video no existe un factor ‘wow’, in-game la cosa cambia mucho; las calles buscan ese puntito de foto-realismo que antes no podían ofrecer y la exploración del juego se convierte en un empacho visual de detalle, texturas y lucecitas.

No recomendar “Yakuza” siempre ha sido una opción negligente. El único “pero” que puede tener la franquicia es “pecar” de ser “demasiado japo”; pero es que va así, la historia transcurre en Japón, entre bandas japonesas que tienen valores marcos por una cultura centenaria y, además, busca que los jugadores nipones puedan visitar las calles que conocen de sus paseos a pie; por lo que para un Español que no esté muy metido en el ajo puede resultar “demasiado japo”, quizás.

Salvado ese pequeño “pero”, todo lo que viene después es alegría, emoción, confeti y coca-cola; una oferta quasi-interminable y un apartado gráfico brutal que “en combo” pueden confiscar el uso de la PS4 hasta el año 2019 (recuerda, puedes jugar a dobles a Virtua Fighter 5 y Puyo Puyo, poca broma).

La exclusiva, como siempre ha sido, es para Sony. Puede que Yakuza 6 no sea un “vende-consolas” por sí solo, pero ya que has visto el God of War y vas a pillar una PS4 para jugarlo y de paso echarte unos Uncharted, un Horizon y algún The Last of Us… bien deberías poner en la lista de compras este Yakuza 6.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?