Del día que Emilio Aragón le sacó una Coca-Cola a Britney Spears

Sí, ocurrió

Corría el año 1999, Michael Jordan dejaba la NBA, Red Hot Chili Peppers lanzaba su disco Californication y se celebraban elecciones municipales en España. Pero si hubo un acontecimiento que nos dejó a todos con la boca abierta fue, sin lugar a dudas, cuando Emilio Aragón le sacó una Coca-Cola de la máquina expendedora a Britney Spears.

Aunque parezca mentira, hace casi veinte años la princesa del pop –por aquel entonces una de las artistas más famosas del momento- aparecía en Médico de Familia, la mítica serie de Telecinco protagonizada por Emilio Aragón.

No es casualidad que Spears pasase por aquí. La estrella se encontraba en plena promoción de su disco debut …Baby One More Time, que consiguió vender 32 millones de copias en todo el mundo, convirtiéndose en uno de los álbumes más vendidos de todos los tiempos. ¡Casi nada!

Por aquel entonces, en España todavía no existía El Hormiguero o cualquier formato televisivo parecido donde la artista pudiese promocionarse llegando a millones de personas. ¿Y cuál era el espacio más visto de la televisión? La serie Médico de Familia en Telecinco.

Producida, dirigida y protagonizada por Emilio Aragón, la serie conseguía reunir a más de siete millones de espectadores todas las noches. De hecho su quinta temporada logró casi nueve millones. Toda una proeza. Vamos, que si Britney Spears era la ARTISTA, con letras mayúsculas; Médico de Familia era la SERIE.

Fue así como Britney coincidió con Emilio Aragón en los estudios de Telecinco. Bueno, más bien lo hizo con su personaje, el mítico Doctor Nacho Martín. Son apenas cuarenta segundos lo que dura la escena, pero nuestro cerebro nunca la olvidará.

Es verdad que Spears también coincide con Lydia Bosch en escena (de hecho es su personaje quien la entrevista), pero nos quedamos con la naturalidad del momento que comparte con Emilio Aragón (con emplazamiento publicitario incluido). Porque nos sentimos tanto identificados con el espanglish de Aragón como con Britney o a quién no le ha fallado la máquina expendedora alguna vez.

Hoy en día repetir un acontecimiento así sería imposible. No porque la calidad de nuestras series sean peores: al revés, la ficción española es mejor que nunca. El problema es que, por fortuna, ya no solo existe una sola serie. Ni si quiera una sola artista pop que aglutine todo el mercado.

Si viene Justin Bieber o Taylor Swift a España tiene mucha más lógica que vayan a un programa de entrevistas que a una serie. Allí pueden promocionarse mejor, entrar al juego y hablar directamente con la audiencia de su nuevo trabajo. A pesar de ello, nos encantaría ver a Ariana Grande en Vis a Vis, a Maluma paseándose por Montepinar o a Selena Gomez como una chica del cable.

Eso sí, por mucho que nos gusten estas series, ya no consiguen reunir a nueve millones de espectadores. Y es que la princesa del pop solo podía aparecer en la reina de las series.

TE RECOMIENDO


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?