A priori, se esperaba una fuerte oleada de titulares que se hicieran eco de lo ofensivos que habían resultado los estilismos de una gala en la que la imaginación religiosa era el tema central. Pero no, parece que no se han herido sensibilidades de una manera flagrante y es que no hay nada como abrir la mente y relativizar los asuntos trascendentes.

Katy Perry, como si de un ángel se tratara, y Rihanna, a modo de obispo femenino, fueron dos de las embajadoras de la MET Gala 2018. Llamaron la atención en una alfombra roja en la que el blanco y el rojo cobraron protagonismo como metáfora del cielo y el infierno y el dorado fue el complemento estrella.

Sin duda, este se ha convertido en uno de los escaparates más creativos para las principales firmas que dan rienda suelta a su imaginación para ofrecernos todo un baile de estilismos que, en algunos casos, rayan en el disfraz.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad