• LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • LOS40 Classic
  • VÍDEOS
  • GIRAS
  • CINE / TV
  • BigBang
  • Life Style
  • INTERNET
  • JUEGOS
  • CÓMICS
  • LOS40 MUSIC AWARDS
  • © PRISA RADIO -
    GRAN VÍA, 32. 28013 MADRID [España]
  • MAPA WEB AVISO LEGAL POLÍTICA DE PRIVACIDAD POLÍTICA DE COOKIES

    Su peli podría ser la sucesora de ‘Tres metros sobre el cielo’

    Charlamos con el ‘hermano pequeño’ de Maxim Huerta

    Su peli podría ser la sucesora de ‘Tres metros sobre el cielo’

    @mcamposgalan

    David Olivas tiene solo 21 años pero un curriculum que muchos querrían tras una larga trayectoria. Cuando tenía 14 años una de sus fotografías acabó en la portada de El País. Ha seguido con su cámara a prácticamente todos los grupos indies de nuestro país. Le ha dicho a Pablo Alborán que no se podía ir de gira con él y está estudiando hacerlo con Cepeda.

    Maxim Huerta, el nuevo Ministro de cultura, dijo que su primera novela “era una película” y ahora es como su hermano mayor. Tiene ante sí la posibilidad de hacer su sueño realidad y estaría tras los guiones de lo que sería la sucesora de Tres metros sobre el cielo.

    Y por si fuera poco, acaba de publicar La luz que siempre te di, su tercer libro. Un experimento de formato que, a modo de diario, se centra en su forma de entender el amor, o más bien el desamor. Y lo comparte a través de textos que recogen sensaciones y fotografías que hacen más palpables sus sentimientos. Y sí, he podido comprobar que es humano. ¿Todavía no le conoces? Más de 46.000 personas le siguen ya en Instagram.

    Partimos de la base que en este libro no hay ficción, ¿verdad?

    Es todo sincero, biográfico. Me dijo una vez Maxim (Huerta): ‘Escribe de lo que sabes y nunca te equivocarás’ y creo que es una buena forma de definir este libro.

    ¿Es una o son varias historias de amor?

    Hay varias. Empieza con una relación de mucho tiempo con la única persona de la que yo he estado enamorado pero en ese transcurso van apareciendo ciertas relaciones y siempre me acabo acordando de la primera. Hay una que siempre vuelve.

    Recoge una manera muy intensa tanto de amar como de sobreponerse al desamor, ¿cuál vives con mayor intensidad?

    Vivo sobre todo con intensidad cuando una persona se va y ese recuerdo sigue. Cuando ves un sitio, una canción, un olor, unos ojos… ese recuerdo que permanece… ¿cómo sabes cuando has pasado página? Ese desamor lo vivo de manera intensa porque lo que más recalco ese ese recuerdo que sigue cuando la persona ya no está.

    ¿Pero es obsesivo?

    Es verdad que puede ser insano, te das cuenta de que no es bueno para ti y sigues. Sé que lo va a leer y obviamente se va a encontrar con cosas y hasta ese nivel no sabía qué podía contar pero creo que lo he hecho de manera sincera, muy sentimental y rompiendo con barreras y estigmas que pueda haber.

    ¿Lo has llegado a comentar con Él?

    No. Anoche me llegó un mensaje en plan ‘¿qué pretendías con el libro?’… No de la persona que engloba todo el libro sino de esa persona que aparece dos o tres capítulos que provoca todo lo de Roma. Solamente aparece en dos fotos. Es esa persona que aparece y que yo veo como una luz y que, al final, es todo lo contrario.

    Le dije, ‘mira, quería ponerte porque eres un capítulo de mi vida, y te saco de espaldas’ pero, del chico de dos años, no sé nada… la dedicatoria del final es para él.

    “La gente veía como que nos queríamos mal pero también digo que nos hicimos mucho bien”

    ¿Pero esperas una reacción por su parte?

    Sí que espero un mensaje, una respuesta… no lo he hecho para eso pero sí es posible que la obtenga. Hablo de muchas cosas pero también de las cosas buenas que nos quedaron. Hablo de que la gente veía como que nos queríamos mal pero también digo que nos hicimos mucho bien… El tiempo lo dirá.

    No sé si él te dará alguna respuesta pero, ¿tú has encontrado alguna haciendo este libro?

    Sí, muchas. Una de las cosas que más me ha gustado de hacer este libro es que me he dado cuenta de las páginas que he pasado, de lo que he dejado atrás. Sí es verdad que nunca me olvidaré de él pero al escribirlo me he dado cuenta de que no podemos agarrarnos a una persona, depender de alguien… No puedes estar pendiente siempre de alguien porque acabas perdiendo la cabeza, acabas perdiéndote a ti y a lo que te rodea, a los amigos, a tus padres…

    ¿Cuál es a día de hoy tu ideal del amor?

    Ahora estoy en un momento en el que me gusta conocer gente en el sentido de qué me cuentas, qué haces con tu vida, cuál es tu forma de vivir. Yo me sigo enamorando de la misma forma y con la misma pasión con la que me enamoré de Él pero ahora me cuido más, en plan de ‘no dependas tanto’. No me dejo a mí para estar con otra persona. De la vida se aprende.

    En tus fotos y en tus textos hay mucho de detalle, ¿con la idea de que la gente se fije?

    Soy muy de dejar pequeñas pistas, pequeñas migajas porque al final si lo hilas todo puedes entenderlo. Hay pequeñas pistas que entenderlas uno o dos personas pero hay muchos.

    ¿Cuál es el que no te gustaría que pasara desapercibido en este libro?

    Los ojos son muy detalle pero si tuviera que quedarme con uno, sería una piedra que es una amatista, que es un detalle que me regalo y es que como si me regalaran el corazón. Pero hay una cosa que me gusta mucho, una pulsera que lleva grabada la canción Al mar de Manel.

    Por cierto que Maxim Huerta dijo de tu primera novela que era como una película. Ahora que es ministro, ¿cobra más valor ese comentario?

    Es muy fuerte… Él es muy listo y me lo hizo saber pero no me di cuenta. Cuatro días antes estaba en su casa, le llevé mi libro y se lo firmé y le agradecí sus consejos. Es un hermano mayor para mí y yo un hermano pequeño para él. Me fui y estaba escuchando la rueda de prensa de Pedro Sánchez en mi casa y todo el mundo era como ‘pero quién es el de cultura’… y cuando dicen Maxim Huerta, me quedé helado. Le mandé un mensaje, no entendía nada. Cuando me levanté al día siguiente me parecía un sueño y luego lo uní todo y pensé ‘me lo dijiste y no me di cuenta, qué cabrón, me lo contaste’.

    Es una persona que lo va a hacer muy bien. Conoce y ama la cultura. Cuando le di el borrador de mi primera novela le dije ‘sólo necesito que me digas qué te parece’ y cuando me dijo que era una película… yo ahora estoy peleando la película porque él realmente me dijo que lo era.

    “(Maxim Huerta) lo va a hacer muy bien. Es una persona brillante”

    Tiene que ser raro verle ahora como Ministro, ¿no?

    Le mandé un mensaje y le dijo ‘no quiero molestarte, estarás desbordado pero cuando quieras llamarme, llámame’. En el fondo lo pierdes un poco pero sé que lo ganan. Lo perdemos sus amigos pero lo gana el país. Ahora estoy completamente feliz porque no hay nadie que yo conozca que ame tanto el sitio en el que ha entrado como él. Se le ha criticado muchísimo y yo he tenido que leer cosas que no me han gustado, porque es uno de mis amigos más cercanos, pero creo que lo va a hacer muy bien. Es una persona brillante.

    Pero, ¿de qué os conocéis?

    Hicimos un viaje con el gobierno de Bruselas, nos cogieron a varios. Fuimos Natalia Verbeke, Soraya, Maxim y yo. Recuerdo que salía con un libro que se llama Mi lugar en el mundo eres tú y era un libro rojo y le hice sólo una foto en ese viaje y fue la que usó en ese libro como foto suya. A través de eso me convertí en su fotógrafo. Han sido muchos momentos juntos, muchas experiencias, baches… La gente, cuando íbamos a un sitio juntos, decían, ‘¿es tu sobrino, es tu hermano…?’. Al final, él me ve como su hermano pequeño.

    “Saldría con Atresmedia porque sus palabras fueron que estaban buscando algo así desde que sacaron A tres metros sobre el cielo”

    Hablando de esa primera novela, de la que Maxim dijo que veía una película… estás trabajando en la serie, ¿no?

    Todo el mundo veía que era una serie, productores y tal, pero llegó un momento en el que dijeron, ¿por qué estamos planteando una serie si todo el mundo lo ve como una película? No se puede dosificar, el sentimiento lo tienes que vivir entero. Está a punto de confirmarse o no. El productor ha apostado por ella. Yo no la dirigiría, sino que se está barajando otra persona que se está leyendo el libro. Saldría con un importante grupo audiovisual, sus palabras fueron que estaban buscando algo así desde que sacaron A tres metros sobre el cielo. Estamos ahí y mi sueño es ese. Hemos encontrado a los dos hermanos gemelos… Confío en que va a salir.

    Tengo entendido que cuando estabas preparando la serie (que ahora es película) pensaste en Rozalén, ¿sigue en mente?

    Yo soy de Albacete y quería que la banda sonora fuera de ella. El proyecto iba super bien pero se cambió la idea y nos pusimos con el proyecto de la película. Pero me gustaría que ella hiciera algo conmigo. Me encanta su voz… puede ser.

    ¿Qué canción le pondrías a este nuevo libro?

    La de Manel que habla del mar, habla de que somos pájaros volando y eso me gustaba, tengo una página entera que son pájaros volando. Habla de la libertad.

    Has hecho fotos a muchos artistas, ¿qué parte es la que más te gusta capturar sobre un escenario?

    Me gusta captar la esencia del grupo, que con las fotos se escuche una canción. Que veas una foto y te acuerdes. Cuando hice las fotos de la vuelta a los escenarios de Love of Lesbian, hice cuatro fotos de cuatro personas del público llorando. Hacer fotos por hacer, no me gusta. Hablo muchos con ellos porque aunque sea fotógrafo creo que es importante saber qué quieren de un disco, de una canción… no son sólo fotos a conciertos.

    “Estuvimos a punto de cerrar la gira de Pablo Alborán pero al final fue imposible por tema de fechas”

    Pablo Lopez, Bea Miller, Benjamin, Love of Lesbian, Jacob Whitesides, Nathan Sykes… ¿con cuál has sentido una mayor conexión?

    Con Dorian creo que es el grupo que más relación he tenido. Con Pablo López también tuve una relación muy buena. Estuvimos a punto de cerrar la gira de Pablo Alborán pero por temas de fechas, fue imposible. Ahora hay una propuesta para acompañar a Cepeda de Operación Triunfo. Yo vengo del indie, de Dorian, Izal, Supersubmarina, Love of Lesbian, Second… con Pablo López me abrí más, lo de Pablo Alborán fue lo más y ahora Cepeda…creo que es un chaval que guarda mucho y lo veo interesante y creo que nos podemos llevar bien.

    Que le has dicho a Pablo Alborán que no…

    Ya… a mí me hubiera encantado pero era como… es que no cuadra por ningún lado. Creo que me hubiese dado muchas cosas, hubiese sido genial pero… este verano me apetecía calma y prepararme para luchar la peli. No es que le haya dicho que no a Pablo Alborán pero son decisiones que tienes que tomar y, seguro que en otro momento.

    También has dirigido algún videoclip, ¿qué te aporta esa faceta?

    Me encantan. Es una forma de entender la canción. Vamos a escucharla, ¿qué nos transmite, qué idea, cómo lo contamos? Es como realizar una película muy sencilla de manera muy personal y que permanece mucho tiempo, todos recordamos videoclips. Creo que cada vez se están trabajando más, ha cambiado muchísimo.

    Pero, ¿cómo llegas a este mundo de la música?

    Yo pidiendo que me dejen hacer fotos en los conciertos y que el artista las quiera publicar, obviamente sin cobrar nada. Hacía las fotos, se las enviaba, les gustaban y las publicaban y entonces la veía otro, me invitaba a su concierto y llegó un momento en el que me hice todos los grupos indies de España. Con los grupos que jamás pensé que me iba a poder encontrar, me acabé yendo de gira con ellos. Y que al final se acuerden de ti para una portada, para un cambio de imagen…

    Y después de hablar todo esto me gustaría que me confirmaras, ¿de verdad tienes sólo 21 años?

    Sí…la gente me lo dice pero lo tuve claro desde el principio. No quería hacer cosas grandes sino cosas que me gustasen y lo estoy haciendo.

    TE RECOMIENDO


    Comentarios

    LOS40

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?