Imposible jugar a Grand Theft Auto V sin infringir la ley

Ni siquiera la policía puede

Grand Theft Auto

Hay un episodio de Big Bang Theory en el que Leonard regaña a Sheldon mientras están jugando a la consola por detenerse en un semáforo mientras juegan a Grand Theft Auto V.

Leonard, como nos ha sucedido a todos alguna vez, no entienden que en GTA5 haya que respetar las leyes de tráfico (ni las leyes en general) pero, ¿es posible hacer lo que hace Sheldon y salir triunfante?

Una pregunta similar debieron hacerse en la redacción de Buzzfeed en Estados Unidos y ni cortos ni perezosos le pidieron al departamento de policía de Los Ángeles que se enfrentasen al videojuego de Rockstar Games respetando la ley a la vez que cumplían diferentes misiones.

La cosa, en principio, parece sencilla: ir al cine, lavar el coche, ir a la feria... Pero una vez que se enciende la consola y la ciudad de Los Santos se pone en movimiento, la tarea no es simple.

Imposible no saltarse la ley en GTA

Porque los habitantes de la metrópolis están bastante más que acostumbrados a infringir la ley: desde la prostitución, hasta el menudeo, pasando por el incumplimiento de la ley de tráfico para peatones y vehículos.

Pero ojo porque la oficial que se enfrentó durante unas horas a Grand Theft Auto V no pudo respetar la ley al 100%. Amber Ramsey se salta hasta dos semáforos en rojo, entre otras incidencias.

El vídeo en el que a la policía le resulta imposible jugar sin infringir la ley lleva más de 12,5 millones de reproducciones en apenas unas semanas y subiendo.

¿Alguna vez lo habéis intentado? Y, ¿cuánto os ha durado las buenas intenciones, 30 segundos?

¿Será una labor más sencilla hacerlo en Grand Theft Auto 6?


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad