Beyoncé, Rihanna y Justin Bieber: Cuando los artistas salen a Bolsa

Y gracias a una empresa española

Rihanna

Rihanna  / Foto: Angela Weiss / AFP / Getty Images

Hace años Michael Jackson ya nos puso sobre la pista al invertir millones de dólares en la adquisición de los derechos de las canciones de un grupo que tal vez os suene: The Beatles. La economía sigue evolucionando y en este 2018 vivimos un nuevo episodio de esta compleja relación entre la economía y la música con la salida a Bolsa de artistas como Beyoncé, Rihanna o Justin Bieber.

El Rey del Pop consiguió rentabilizar su inversión inicial obteniendo miles de millones de beneficios en posteriores reediciones de discos, adaptaciones de videojuegos o en su llegada a las plataformas de streaming. Durante muchísimos años el catálogo de los Fab Four era prácticamente inaccesible salvo que tuvieras sus vinilos / discos o utilizaras algún enlace pirata.

Poco después repitió una operación similar adquiriendo los derechos de clásicos del country.

La relación con Paul McCartney le permitió atesorar los derechos de la que, probablemente, sea la banda musical más importante de la historia de la música. Por desgracia su estrella se apagó pero dejaron atrás un hito que cada vez es más común: el éxito simultáneo y mundial de las canciones.

El negocio musical y sobre todo su consumo ha cambiado radicalmente en los últimos años gracias a plataformas como Apple Music, Youtube Music, Spotify... y su popularización en los smartphones.

Vídeos como este siguen sumando millones de vistas

La oferta es tan extensa y el público tan masivo que ningún artista desaprovecha la oportunidad de llegar hasta los últimos rincones del planeta. Eso es algo que han comprendido la empresa británica Hipnosis y la española Alantra.

Ambas han sido capaces de obtener más de 225 millones de euros para adquirir el 75% de los derechos de canciones que han tenido, tienen y tendrán repercusión mundial. Su objetivo es obtener beneficios de las reproducciones en los diferentes dispositivos y de su cotización en la bolsa.

Detrás de este proyecto bursátil y musical está Merck Mercuriadis, el antiguo manager de Elton John o Guns N' Roses, que durante años han perseguido el sueño de hacerse con los derechos de temas universales.

Con los 225 millones que 'pequeños' inversores han aportado, las empresas quieren conseguir hacerse con ocho catálogos compuestos con más de 1.000 canciones cuya principal aportación económica van a ir a parar a los bolsillos de estrellas como Beyoncé, Rihanna o Justin Bieber.

El 75% de Umbrella de Rihanna, de Single Ladies (Put a ring on it) de Beyoncé, Baby de Justin Bieber y Touch my body de Mariah Carey se han estrenado en la Bolsa de Londres y se espera que los inversores obtengan una revalorización de sus activos del 10% y un 5% de dividendos.

De momento ya tienen 302 en su poder y su objetivo inmediato es seguir identificando y comprando "catálogos que incluyan canciones que tengan un éxito intemporal demostrado, que sean influyentes desde el punto de vista cultural o que estén infraexplotadas".

¡Cómo aparezca otro Despacito la bolsa londinense va a reventar! Porque el valor en Bolsa de estas canciones tiene pocos visos de bajar. Las canciones pueden ver mermadas poco a poco sus reproducciones con el paso del tiempo pero su interés musical e histórico crece con el paso de los años. Un valor seguro, vamos.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad