• LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • LOS40 Classic
  • VÍDEOS
  • GIRAS
  • CINE / TV
  • BigBang
  • Life Style
  • INTERNET
  • JUEGOS
  • CÓMICS
  • LOS40 MUSIC AWARDS
  • © PRISA RADIO -
    GRAN VÍA, 32. 28013 MADRID [España]
  • MAPA WEB AVISO LEGAL POLÍTICA DE PRIVACIDAD POLÍTICA DE COOKIES

    Assassin’s Creed Odyssey no sólo es más de lo mismo

    Ubisoft vuelve a avanzar en su franquicia estrella

    Assassin’s Creed Odyssey no sólo es más de lo mismo

    Qué tiempos aquellos en los que Altair escalaba sus atalayas y mataba a sus objetivos. Y nada más. ¡Cuánto ha llovido desde entonces!

    Como hemos ido a (casi) juego por año, algunos no se habrán dado cuento, pero Assassin’s Creed empezó siendo un juego (para algunos) aburrido (aunque yo me lo pasé como un enano) y ha ido corrigiendo su rumbo hasta llegar a lo que es hoy; posiblemente uno de los juegos más grandes del mercado.

    Assassin’s Creed Odyssey no sólo es más de lo mismo

    Assassin’s Creed Origins ya dejó constancia de que Ubisoft ha masterizado el terreno del ‘sandbox’. Ese mundo abierto plagado de cosas por hacer, secretos por descubrir y una buena historia por contar, y con Odyssey podría haber sido más de lo mismo, perfectamente, pero la visita a Grecia de los asesinos, la compañía ha vuelto a apretar una tuerca que ya casi no giraba.

    Si jugaste a Origins será fácil hacerte entender que la base fundamental de este “Odyssey” es básicamente la misma; un mapa enorme, una historia que crece y atrapa conforme pasan las horas y una progresión para el jugador constante que no permite que se duerma en los laureles.

    Al empezar la aventura, Ubisoft sugiere que uses el modo exploración, un modo que no mastica tanto las cosas y no acaba mandándote constantemente de A a B y de B a C mirando el punto en el mapa. En esencia es el mismo juego, pero los desarrolladores han visto mayores posibilidades si juegas prestando algo más de atención y no siguiendo el mapa como un mono hipnotizado.

    No mucho después, nos damos cuenta de que las conversaciones no van solas y de que el juego pide nuestra participación activa para resolver las charlas. En ocasiones puede acabar siendo algo trivial o darnos la opción de quedar como una buena o mala persona; pero en ocasiones podremos acabar atajando la vida de alguien y sufriendo consecuencias en la partida.

    Assassin’s Creed Odyssey no sólo es más de lo mismo

    Este punto de RPG, sumado al triple árbol de crecimiento para el jugador y a la infinidad de armas, atuendos y objetos disponibles, acerca muchísimo la experiencia de Assassin’s Creed a la que ha podido dar The Witcher 3, por ejemplo; lo cual no es excusa para despistar la atención en la historia que, una vez más, crece de manera exponencial y acaba siendo protagonista absoluto del juego, sobretodo de cara a la segunda mitad.

    Otra de las novedades ya conocidas por todos es la posibilidad de elegir personaje para la aventura. La opción de jugar con Alexios o con Kassandra se os dará justo después del prólogo y será para toda la partida; no podréis volver atrás. Personalmente, he invertido las horas en Alexios, una especie de Brad Pitt (en Troya) muy bien plantado y con acentuado carisma, pero la curiosidad me hizo empezar una partida con Kassandra para comprobar que, efectivamente, el personaje femenino de Assassin’s Creed es una pasada, tanto en términos de animación y expresión facial como hablando del doblaje de Joël Mulachs, actriz de doblaje para estrellas como Scarlett Johanson y voz de Kassandra en Odyssey.

    Ambos tendrán el mismo juego y lucharán igual que, por cierto, es otro de los cambios más acusados de este juego: el combate.

    En Origins ya empezaban a complicarse las cosas, pero esta nueva entrega añade la posibilidad de romper el golpe del enemigo si pulsamos dos botones superiores en el momento oportuno, o de esquivar justo antes de recibir un impacto para tener unos segundos de slow motion para atacar con ventaja.

    A eso sumamos que los enemigos no son tontos y se distribuyen bien y, además, vuelven esos soldados legendarios que nos buscaban en Origins y podían acabar con nuestra vida en cuestión de segundos. Volverán a estar patrullando el mapa y siempre unos cuantos niveles por encima del nuestro, que es una sentencia de muerte directa si consiguen encontrarnos.

    Técnicamente, AC Odyssey es una animalada. Es, sin lugar a dudas, el juego más saturado de la serie a nivel de color. En Grecia crecen los árboles y las flores, y muchas de sus tierras están bañadas por un potente verde que recibe acentos de color de las diferentes flores.

    Las estatuas son grandes y majestuosas y pueden escalarse casi desde cualquier ángulo y la expresión facial de los personajes “clave” del juego es de diez.

    Luego ya está que tengas la posibilidad de jugarlo en 4K con el HDR activado, que bien configurado hará que tengas que ponerte las gafas de sol cuando salgas de una cripta; pero bueno, eso ya es para nota, no por necesidad.

    Assassin’s Creed vuelve a ser uno de los objetivos más importantes de tu otoño. Pocos van a darte tantas horas y de tanta calidad; rara vez ha dejado de ser así y esto parece que sólo va a más.

     


    Comentarios

    LOS40

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?