Saber cuánto cobran tus compañeros de trabajo... ¿Bueno o malo?

Seguro que a ti también te produce curiosidad, pero puede no ser tan bueno como crees

Luis M. Ortiz

Imagínate que supieras lo que cobran todos y cada uno de tus compañeros... ¿Crees que eso acabaría con tus frustraciones laborales? ¿Te ayudaría a asumir más tu cargo y tu posición? Pues, puede que no sea tan bueno.

La revista Retina escribe sobre el tema y habla de un estudio que hizo Glassdoor. La conclusión que sacaron es que siete de cada diez empleados preferirían una mayor transparencia salarial en sus empresas. Sin embargo, el impacto no siempre es positivo. Analicemos cuáles son las principales consecuencias de hacer públicos estos datos.

- Crece la tasa acierto en la contratación: cuando hay más transparencia es más difícil que haya personal sobre valorado o infravalorado. Normalmente, cada uno entiende que su salario es justo y eso facilita que sea más fácil acertar cuando se contrata. También porque antes de ser contratado, puedes hacerte una idea bastante acertada de lo que vas a cobrar.

- Productividad. Normalmente, los trabajadores que saben cuánto cobra la gente que hay a su alrededor, suele ser más productivo. Sin embargo, un estudio de la universidad de Berkeley destaca que la gente que tiene salarios inferiores a la media puede disminuir su productividad al sentirse menos que los demás. 

- La discriminación laboral. Esta medida suele ser positiva para las mujeres. Desgraciadamente hay muchas empresas que pagan peor a las mujeres que a los hombres. De hecho, según el sindicato UGT, por cada cuatro euros que gana un hombre, la mujer gana tres. Por lo tanto, es normal que las mujeres apliquen más a los puestos en los que hay transparencia. 

¿La conclusión? No hay una fórmula perfecta y no siempre llueve a gusto de todos. Hay gente que le gustaría mucho saberlo y otra que no. Punto. 

Sin embargo, hay un caso que nos ha llamado la atención, y es lo que hace la compañía estadounidense Buffr. Allí, su CEO ha desarrollado una fórmula para determinar cuál debe ser el salario de cada miembro del equipo. La fórmula incorpora variables como: la experiencia, las labores que realizan o la ciudad desde la que trabajan. Esto hace que la subjetividad se elimine. Y no tengas mucho margen para mostrarte disconforme con tu sueldo... ¿No sería una maravilla que algo así se aplicara en todas las empresas?


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?