Rayden: “para mí el éxito es que me llene lo que hago, que me emocione y me sorprenda”

Hablamos con el artista sobre su nuevo disco, 'Sinónimo'

Foto promocional / Warner Music

Foto promocional / Warner Music  /

Es uno de los referentes de la música en España. Rayden acaba de publicar Sinónimo, un quinto álbum de estudio que llega tras Antónimo con el que se consagra como una de las voces más reivindicativas de nuestro país. Este trabajo, además, es la antesala a Homónimo, que cerrará la trilogía. 

¿Qué diferencia a este trabajo del anterior? 

"En Sinónimo hay un tinte emocional más grande, hay más verdad. No porque Antónimo fuese artificial, sino porque en este disco he llevado la batuta a nivel musical y por tanto todo confluye de forma más sincera y emocional. Por lo que me dice la gente, está calando mucho. Es un disco muy redondo, con un carácter muy cerrado, pero que se puede unir fácilmente a lo que fue Antónimo.

Respecto al siguiente trabajo, aún no puedo decir nada. Seguirá una línea coherente y un discurso elocuente, pero hay que esperar a finales de 2020 o principios de 2021 todavía".

A través de los temas de este álbum, y de sus letras, Rayden denuncia temas tan candentes en la actualidad como la censura, un tema que genera polémica y controversia en el terreno musical y que sobre todo molesta a los "ofendiditos". 

"No tengo miedo porque soy de las pocas personas que ante estos tiempos raros de censura, y sobre todo de la peor que hay: la autocensura, yo me salgo por la tangente e intento ser más hiriente e incisivo pero siendo más elegante".

Creo que las cosas, si se dicen de una forma elegante, llegan más y encima pican más

Los "ofendiditos" vienen de la necesidad de hacerse notar. Cuando la gente está siempre ofendida por ciertas cosas, lo que esconden en realidad es un "hacedme caso y no me olvidéis". Creo que con las redes sociales se nos ha olvidado la capacidad de socializar. Lo que no conseguimos con la empatia lo compensamos por una susceptibilidad desmedida".

La vertiente política está presente en Sinónimo, un aspecto que siempre ha acompañado a Rayden y un tema recurrente en sus composiciones.

Rayden durante la presentación de 'Sinónimo' / Lara Úbeda / LOS40  / /

¿Cómo se puede luchar contra el ascenso de partidos de ultraderecha y contra aquello que quiere acabar con la libertad de expresión?

"No haciéndoles promoción. No voy a decir nombres propios, ni siglas, ni partidos. El oro gris, que es el odio, es la nueva forma de rentabilizar todo esto. Así sacan rédito, el odio es un valor al alza que sirve para pagar campañas electorales y para posicionar a partidos políticos. Sólo hay que ver qué está pasando en EEUU, en Brasil o en España. Lo que deberíamos hacer los artistas es no caer en este juego y no hacerles el trabajo de promoción".

De hecho,  los mensajes que manda en este nuevo trabajo, unidos a la cuidada producción, vuelven a ser el punto fuerte de su disco, un álbum que arroja varios mensajes importantes y necesarios para la sociedad. 

Este disco se puede desnudar y vestir de cada persona que lo escuche

"Quiero poner cosas en tela de juicio, quiero dar pie a conversaciones y que la gente se plantee cosas. No sólo a nivel social, también a nivel personal. Quiero que la gente haga introspección y se mire para dentro. Yo escribo para mí, para mí el éxito es que me llene lo que hago, que me emocione y me sorprenda. Me gusta que a mi familia le sorprenda lo que haga y me encanta que al público luego le pase lo mismo".

El feminismo, siempre presente

La desigualdad entre hombres y mujeres y la lucha feminista siempre ha estado presente en la música de Rayden. De hecho, él mismo ha reconocido estar aprendiendo a ser feminista

"Creo que estamos aprendiendo todos a ser feministas. Estamos haciendo un trabajo de cara a ser feministas, pero es un trabajo en el que voy a estar toda la vida. El año pasado se empezó a establecer un diálogo que permite todo esto. Somos un país, por desgracia, que a todos los niveles es machista. En el nivel artístico también. Es ahora y a corto plazo será machista. Por eso, hay que luchar para que el día de mañana deje de serlo.

Por ejemplo, el tema Caza de pañuelos, que mucha gente se lo ha atribuido como himno, a día de hoy no la sacaría. Yo no soy la voz cantante, yo no soy el hombre que tiene que decir las cosas que están mal respecto a las mujeres. Yo, como artista o persona, debo echarme a un lado y servir de altavoz, no imponer mi voz. Por eso, estoy aprendiendo: no hay que imponer tu ego ni sentirte atacado.

En la música, a día de hoy y desde hace mucho tiempo, las mujeres tienen que hacer el doble, el triple o el cuádruple para destacar en el mundo de la música en España. Pero bueno, este año se está viendo que van avanzando las cosas: en festivales, premios, etc".

Poeta y cantante de rap. Así es como se podría definir su estilo de forma simple y sin profundidad. Sin embargo, Rayden cada vez experimenta con más sonidos y géneros. 

Foto promocional / Warner Music  / /

Un estilo propio, "made in Rayden"

"Cuando me escuchan, la gente me dice que escucha a Rayden. Eso es un estilo propio. Alguien cuando escucha dos segundos de una canción me identifica. A eso aspiro, a ser un género referencial en sí mismo. Intento tener mi papel en la música. Eso sí, tengo influencias: Danger Mouse, Portugal the Man, Jack White, The Black Keys, Khalid o Imagine Dragons".

No quiero sonar a nadie, no quiero llenar huecos

Sin embargo, parece que en España los estilos que antes se dirigían a un público más minoritario están empezando a ser escuchados por más gente. ¿Qué es lo que está ocurriendo?

"Creo que esto nace de la necesidad del ser humano de sentirse parte de algo y de atribuirse algo. Creo que en el intento de “hacerse notar”, sobre todo en la adolescencia, la gente abraza nuevos estilos y por eso triunfan nuevas corrientes. Son corrientes con las que los padres de un adolescente no pueden conectar y con las que el joven se siente como un ser único, siente que le pertenece algo que no es de nadie más".

Un ejemplo de ello podría ser el fenómeno Rosalía y todo lo que ha conseguido. 

"En el caso de Rosalía se han dado una serie de cosas que han provocado este fenómeno. Aplaudo que haya alguien que destaque tanto y que se aun referente a nivel mundial. Nace de nuevas propuestas y nuevas vanguardias que a los jóvenes les gusta atribuirse. Va más del continente que del contenido".

En Sinónimo, Rayden colabora con Bely Basarte, Pablo López, Ivan Ferreiro o Andrés Suarez. Está claro que el rapero escucha y ama la música de nuestro país. 

"Me encanta. Por desgracia, hay mucha música hecha con plantilla, que la ves con los mismos acordes y giros de estribillo… pero la música que destaca me vuela la cabeza para bien. Pablo López es una persona con una sensibilidad y una capacidad de proyectar inabarcable. Transmite, emociona y trasciende de forma muy bestia. Bely Basarte igual, parece que en lo musical estamos hechos el uno para el otro. Andrés Suarez es una punta de lanza en la música de cantautor y compone de forma bestial. Ivan Ferreiro, todo lo que toca, lo convierte en clásico instantáneo. Con Rufus T. Firefly ocurre lo mismo: cada disco que saca siempre está en los tops, es género de referencia en España.

¿Qué mensajes son importantes en este álbum?

"Que uno aprenda a gestionar las emociones, a saber detectar cuando le ocurre algo y a no tener miedo a pedir ayuda. Este disco va de eso: de la bajada a unos infiernos personales y la subida hasta un punto incluso mejor de lo que se estaba en los inicios. Es una gestión emocional".


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?