Canciones que comparten el mismo título y el mismo éxito: Just can't get enough

The Black Eyed Peas recogieron el testigo de Depeche Mode

Black Eyed Peas

Foto: A&M Records

El pasado mes de enero comencé un serial que espero se prolongue muchos meses y hasta años en el futuro dada la buena acogida que tuvo el artículo inicial: canciones que comparten título y éxito a nivel mundial. En el primer episodio este 'viaje' nos llevó de la mano de David Guetta (Bebe Rexha y J Balvin) y de Destiny's Child con Say my name.

Para este mes de febrero repetimos experiencia con otra canción en inglés, Just can't get enough, pero os prometo que para la tercera entrega la música española y en español será la gran protagonista.

A ti cuando alguien te pregunta por Just can't get enough: ¿te suena a The Black Eyed Peas o a Depeche Mode?

Just can't get enough de The Black Eyed Peas

Esta canción de Fergie, Will.I.Am, Taboo y Apl.de.Ap fue número 1 en toda Europa en el año 2011 y se quedó en el número 3 en Estados Unidos y Reino Unido, lo cual no está nada mal para ser el segundo single de un disco, The beginning, que tampoco fue de los más potentes del grupo.

Sin embargo, el destino tenía reservado un lugar especial para esta canción en el corazón y en el imaginario musical de la gente. Pese a ser un tema casi baladístico con un claro toque sentimental, la canción caló entre el público de The Black Eyed Peas gracias a sus cambios de ritmo dentro del tema..

El mensaje estaba claro: después de varios años sin parar (disco, gira, disco, gira...) necesitaban transmitir a sus seres queridos que en cualquier lugar del planeta se acordaban de ellos. El vídeo fue grabado en Tokyo mostrando la rutina habitual de un grupo en lo más alto de la cima como era BEP en ese momento.

Lo que el grupo no sabía es que una semana después del rodaje y sin que el vídeo terminara de estar montado, Japón sufrió uno de los peores desastres naturales recientes por culpa de un terremoto y el posterior tsunami.

Just can't get enought de Depeche Mode

30 años antes de que The Black Eyed Peas conquistaran las listas con su Just can't get enough medio planeta (por no decir el planeta entero) alucinaba con la pegadiza melodía del teclado de otro Just can't get enough.

Un ritmo contagioso que no tardó en invadir las pistas de baile de todo el mundo de la mano de unos jovencísimos y casi desconocidos hasta el momento Depeche Mode. La historia de la música después haría justicia y reconocimiento a Dave Gahan, Martin Gore y Andrew Fletcher.

Pero lo curioso del asunto es que este primer hit, Depeche Mode se lo deben a Vince Clarke, miembro original de la formación que abandonó el grupo justo después de crear este temazo.

Teclados, sintetizadores, ritmo pegadizo y una letra que habla de lo insaciable y lo platónico del amor juvenil. La canción apenas cuenta con cuatro estrofas además del estribillo basado en la repetición del Just can't get enough, lo que demuestra que a veces menos es más.

Sería difícil enumerar la cantidad de países en los que los de Basildon (Reino Unido) llegaron al número 1 con esta canción pero fue el primer paso que les llevó a convertirse en la banda de rock electrónico más importante de la industria musical.

Casi 40 años después, los primeros acordes de esta canción en cualquiera de sus conciertos produce un griterío ensordecedor.

Dos canciones de muy diferentes géneros separadas por tres décadas que evidencian los cambios de tendencias en la producción de las canciones y en la realización de videoclips...


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?