los40-menu-burger
los40-icon-lupa
  • LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • LOS40 Classic
  • LOS40 Dance
  • VÍDEOS
  • GIRAS
  • CINE / TV
  • BigBang
  • Life Style
  • INTERNET
  • JUEGOS
  • CÓMICS
  • FOTOGALERÍAS
  • LOS40 MUSIC AWARDS
  • Tarjeta LOS40
  • los40-siguenos-redes los40-siguenos-redes los40-siguenos-redes los40-siguenos-redes
  • © PRISA RADIO -
    GRAN VÍA, 32. 28013 MADRID [España]
  • MAPA WEB AVISO LEGAL POLÍTICA DE PRIVACIDAD POLÍTICA DE COOKIES

    La vida del figurante a ‘45 Revoluciones’ por minuto

    Me colé en una fiesta de los años sesenta y viví para contarlo

    La vida del figurante a ‘45 Revoluciones’ por minuto

    Antena 3

    ¡Aparta figuranta!”, repetía una y otra vez en mi cabeza mientras imaginaba mi primer día (y posiblemente el último) como parte de la figuración de la última serie de Bambú y Antena 3: 45 Revoluciones.

    Siempre me han gustado los sesenta: sus trajes, su música, la manera tan estilosa que tenían de fumar… Era otra época totalmente diferente a los 2010’s. Por suerte, por un día, pude formar parte de una glamurosa fiesta de la industria musical de aquellos años gracias a 45 Revoluciones. Eso sí, para ser España, no era tan gris como pensaba. Ya sabéis, ventajas de la ficción: allí era todo color, canciones contemporáneas en inglés y temas movidos. Porque, ¿quién cantaba a principios de los sesenta en inglés en nuestro país?

    Me colé en una fiesta (que ni Mecano) de los años sesenta / Antena 3

    Llegué bien temprano al lugar convocado (un polígono a las afueras de Madrid) y estuve esperando en una carpa con desayuno (reconozco que cayó más de un bollo). Poco a poco, iba apareciendo gente. Todos se saludaban y hablaban sobre otros rodajes: “¿Has ido al programa de la edad?”, “¿Fuiste a la convo de noche?” o “Tenéis que ir a ver mi microteatro”.

    Eran los otros figurantes de aquel día (un total de cincuenta caras). ¿Lo que más me sorprendió? Casi todos se conocían. Muchos, llevaban años coincidiendo. Ahí, vino mi primera pregunta de ignorante: ¿se puede vivir con un sueldo digno de la figuración? Tendría que esperar a la hora del almuerzo para saber la respuesta.

    Media hora más tarde, vino una chica de producción: era el momento de convertirse en un señor de los años sesenta (que no en un señor de sesenta años). Me dijeron que iría de esmoquin y que aparecería en la secuencia de una fiesta. De lo que no tenía ni idea es de que aquella grabación duraría todo el día. Y cuando digo todo el día, es todo el día. Así que, otra cosa que me pregunté fue: ¿cuánta paciencia tiene que tener un figurante?

    Cada detalle en una serie de época es importante, es lo que dota de credibilidad a la ficción. No hace falta ser Spielberg para saberlo. Me di cuenta nada más entrar en peluquería y maquillaje. “Esa barba va fuera, quizá te podemos dejar un bigote”, me dijeron nada más sentarme. Ante la mirada de una Brigitte Bardott que estaba pegada de referencia en la pared, comenzó mi transformación a un elegante dandi de los años sesenta.

    Tras pasar por chapa y pintura quedé totalmente caracterizado /

    Llego el momento del vestuario. Sin lugar a dudas, los chicos que me cogieron valían tanto para un roto que para un descosido, ¡y nunca mejor dicho! Los pantalones y la camisa me estaban enormes, pero no importaba: el equipo de vestuario lo arregló de tal manera que con una chaqueta blanca me dejaron hecho un pincel. Antes de salir, me colocaron un último detalle: un calcetín en el bolsillo que daba completamente el pego como un elegante pañuelo blanco. ¡La magia de la televisión!

    Quince minutos después me encontraba en un exclusivo club privado de los años sesenta, rodeado de cuarenta personas con peinados yeyé y vestidos de colores. Eso sí, la magia se rompía en cuanto te fijabas que muchos de ellos miraban el móvil. El plató de 45 Revoluciones había cuidado cada pequeño detalle. ¡Hasta las pajitas! Pensad que en los sesenta nadie estaba concienciado de lo perjudiciales son estos trocitos de plástico para el medioambiente. Hasta la máquina de naranjas… “Qué bonita la máquina, es súper vintage”, me comenta la compañera con la que me han emparejado. Hablamos distendidamente sobre exprimidores y otros electrodomésticos hasta que llega el director y grita acción.

    “¡Solo mímica, pero recordad que estáis en una fiesta!”, nos recordó una de las coordinadoras. A través de gestos, mi compañera continúo hablándome de una licuadora. Ahí, me pregunté “si yo hablo de exprimidores en un rodaje, ¿de qué hablan los figurantes de mi series favoritas cuando dicen acción?”.

    El concierto era una cosa así, pero en elegante. / Antena 3

    Y baila, y más mímica y ¿quién fuma en la sala? Estamos en los años sesenta y todo el mundo fuma, pero en 2019 cada vez son menos. Bueno, “ponemos a los que fuman delante y no se nota tanto”. Y así, de repente, me encuentro bailando una y otra vez el playback de Carlos Cuevas y reviviendo, cada veinte minutos mi particular día de la marmota.

    Porque el día en el que he venido, están grabando una de las secuencias clave de la serie. ¿Por qué lo sé? Porque, como figurantes, nos toca poner mucha cara de sorpresa. Eso y que el director, David Pinillos, ha querido captar primeros planos de los dos protagonistas. Eso, si mis clases de guion me sirvieron para algo, solo puede significar que algo ha cambiado dentro de los personajes. Porque uno de los inconvenientes de la figuración es que te comes spoilers, y no hacía falta ser muy avispado para darse cuenta de que nos encontrábamos ante un plot twist en toda regla.

    Entonces llega el momento del descanso para el almuerzo. Salimos todos fuera para coger un bocadillo y una Coca- Cola. Desvelo mi posición de periodista cuando me preguntan de qué agencia vengo. Porque sí, todos vienen a través de una. Es entonces cuando una de mis compañeras (porque todos hemos hecho piña y ya me siento uno más) me responde a la pregunta que me hacía aquella mañana sobre si se puede vivir de la figuración: “Sí, yo vivo de ello. Es cómodo porque si te organizas bien tienes tus propios horarios y decides qué rodajes te interesan y cuáles no. Pero en verano apenas hay trabajo”.

    Eugenia Martín Ramos y Yolanda Calleja, dos chicas de figuración / Alberto Palao

    Pero no es tarea fácil estar todo el día detrás del protagonista. Es agotador. Nos volvieron a llamar para seguir grabando aquella secuencia: más baile, más humo de tabaco, más planos y más “acción”. Y cuando pienso que hemos acabado, toca grabar todas las reacciones y la parte de Guiomar Puerta, la protagonista de la serie. Entonces, sin darnos cuenta, son las cuatro y media y es el momento de comer. La jornada de rodaje aún no ha acabado y mis compañeros tienen tres horas por delante de más baile y mímica. Yo doy por finalizada mi aventura de figurante. Demasiado duro para mí. Me quito el traje, los zapatos y me cojo un taxi. Eso sí, el bigote me lo dejo de recuerdo: así recordaré durante unos días aquellos idílicos años sesenta.

    Sin lugar a dudas, aquella fiesta a la que había sido invitado era perfecta para enseñarme la esencia de 45 Revoluciones, una serie que, vista desde dentro, deja impresionado. Ahora, llegó el momento de verla desde fuera. Este lunes, se estrena en Antena 3 a las 22:30.

    ¿de qué trata '45 revoluciones'?

    Antena 3

    La nueva serie de Antena 3 y Bambú cuenta la historia de Guillermo Rojas (Iván Marcos), un empleado de un gran sello musical de España que quiere revolucionar el mundo con un nuevo género, el pop. Junto a su empleada de 19 años, Maribel Campoy (Guiomar Puerta), llevarán la carrera de Roberto (Carlos Cuevas), un joven cantante.

    Los tres personajes estarán envueltos en un triángulo amoroso en una época en la que estaba mal visto salirse de la normalidad. Además, la música de la serie son éxitos actuales adaptados para que suenen a la década de los sesenta.


    icono_desplegar_comentarios_2

    Comentarios

    icono_desplegar_comentarios_2
    LOS40

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?