Roi Méndez confiesa su pasado como ladrón

Que le hizo dejar la religión

Estamos en plena Semana Santa y las cuestiones religiosas están en el aire. Bien a través de los clásicos del género que, año tras año, programan para el que todavía está dispuesto a verlos. Bien por las procesiones que se multiplican por cada rincón de nuestro país. O bien por las ideas locas de Roi Méndez.

El colaborador de YU les propuso a sus compañeros un juego por el que tenían que adivinar si el origen de las canciones que había seleccionado tenía algún punto religioso o no. Una manera de descubrir el ateísmo de Carolina Iglesias y la gran cultura religiosa de Iggy Rubín.

El caso es que empezó la ronda con Ace of spades de Motörhead y ahí lo tuvieron claro gracias al público ateísmo de su líder. “Se comenta por los barrios que es un grupo que tiene relación con el satanismo. Es todo lo contrario”, aclaró Roi.

Su segunda opción fue Are you gonna go my way? de Lenny Kravitz. En este punto surgió el debate sobre el selectivo celibato del cantante que les llevó a pensar que algo de religión corría por sus venas. “Es un tío muy creyente y esta canción habla de Jesús”, apuntilló el colaborador.

La siguiente canción en someterse a juicio fue Until the end of the world de U2. El punto de partida fue el origen irlandés del grupo, una tierra con profunda raíz religiosa. “Es como si la cantase Judas hablando de su relación con Jesús”, explicó el gallego. Así que sí, una vez más el origen de la canción es religioso.

La última propuesta fue Creeping death de Metallica que, una vez más, nos descubrió el origen religioso de un tema, en esta ocasión basado en el Éxodo. Un episodio bíblico que le permitió a Roi rememorar una anécdota personal con su profesora de religión.

Iba a clases de religión y un día robé un plátano de golosina y me vio la profesora. Estaba tomándose un café y yo robé una golosina de 5cts y me vio. Y me sentí tan culpable que me desapunté, no quise saber nada más de religión. La profesora estaba un día con mi madre y como que se iba a chivar y yo le dije, ‘mamá, vámonos’”, recordó.

Para su disculpa explicó que “la chica del bar nos dejaba robarla, un vaso de agua, una gominola…”. Pero este suceso es el que explica por qué “no sé nada de religión”, admitió Roi. No tienes más que darle al play para ver cómo se explica.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2

TE RECOMIENDO

VER MÁS
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?