Justin Bieber habla de Dios mientras su mujer estalla con los haters

Parece que le cuesta lidiar con ciertos comentarios

Justin Bieber habla de Dios mientras su mujer estalla con los haters

Ricky Vigil M/GC Images

En la última edición del Festival de Coachella, Justin Bieber se subió al escenario de Ariana Grande para reencontrarse con el escenario y anunciar que estaba preparando nuevo álbum. Un bombazo que dio esperanzas a muchos de sus fans que ya habían empezado a asimilar que el cantante iba a tardar en volver a la música mientras se recuperaba de su depresión.

Pero parece que no todo está bien en el paraíso. Su mujer, Hailey Bieber, tiene que lidiar con multitud de haters que siguen apostando porque llegará el día en el que la relación de Justin y Selena Gomez vuelva a tener otra oportunidad.

Ella, normalmente se mantiene al margen pero hay días en los que no puede evitar estallar y lo ha hecho. Escribía en sus stories un mensaje que borraba poco después pero que ya había quedado capturado en la red.

“Vosotros, pequeños niños de internet, tenéis que aprender cómo seguir delante de verdad. Somos adultos que tenemos mejores cosas que hacer que perder nuestro tiempo explicando algo solo para que detengáis vuestras delirantes fantasías. No me voy a sentar aquí y dejar que extraños obsesivos intenten hablarme sobre mi propio marido, si quieres hablar sobre el marido de alguien, consigue el tuyo propio. Buenas noches”, escribía.

/ /

Mientras, Bieber apostaba por encomendarse a Dios que es el pilar que ha encontrado para su recuperación. “No pares de luchar, la batalla ya la has ganado… Lucha por lo que quieres y por quien quieres, no dejes que el miedo y la ansiedad ganen. Dios nos ha dado el espíritu del miedo pero también el poder del amor y de una mente sana. No creí la verdad sobre mí mismo ni tampoco creí que me amaban. No creí que fuese perdonado”, escribía en un nuevo texto que ha querido compartir por redes.

“Para mí es complicado dejar de pensar. Mi cabeza se mueve entre la vergüenza y me revuelvo en tristeza por la gente que me ha traicionado. Jesús me ha dado la libertad. El empeño de llegarle a conocer no acaba nunca. La figura de Dios nunca cambia, Él es el mismo de ayer, de ahora y para siempre. Siempre es bueno. No tendré miedo de ser vulnerable ante Él, su poder nos ha hecho fuertes por nuestra debilidad”, continuaba con su discurso que bien parece el sermón de un predicador.

Y que conste que ahí no queda la cosa. “Dios no tiene miedo del dolor ni de nuestra debilidad, en realidad le da la bienvenida. Venid a mí todos los que estáis desgastados y agobiados, y os daré paz. Esas son las palabras de Jesús. Hay esperanza y está en Él. Él te ama y se preocupa por ti. Dios ama el mundo que le dio a su único hijo para que los que creen en él no mueran sino que tengan vida eterna”, escribía como muestra de sus creencias religiosas.

Y concluía asegurando que “tú eres uno de ellos y te acepta tal y como eres. Él te quiere y te perdona, y te da la bienvenida a sus brazos cada vez que estés en problemas. Él es un Dios perfecto y amoroso que te adora”.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?