Análisis: cómo los éxitos cada vez tienen más compositores

Con una media de 5,34 escritores para cada hit

Análisis: cómo los éxitos cada vez tienen más compositores

Ed Sheeran toca sobre el escenario del Global Citizen Festival: Mandela 100, en Johannesburg (Sudáfrica) / Kevin Mazur (Getty Images)

Las nuevas tecnologías han traído grandes cambios para la industria de la música. En este entorno, no solo nos referimos al auge del streaming como modo de consumir las nuevas canciones, sino también al incremento del número de compositores que requieren los hits de las listas de éxitos.

Sin ir más lejos, I Don't Care, el nuevo triunfo de Ed Sheeran junto a Justin Bieber cuenta con nada más y nada menos que seis compositores, lo que se traduce en que todos los beneficios adquiridos deberán repartirse "como buenos hermanos".

Análisis: cómo los éxitos cada vez tienen más compositores

Un análisis realizado por la BBC señala que la media de compositores de los hits que se lanzaron en 2018 es de 5,34 personas, superando a la de 4,84 de 2017. "Es una señal de los nuevos tiempos", explica Jaime Scott, quien escribió el primer borrador de These Days de Rudimental, Macklemore, Jess Glynne y Dan Caplen. "Entras en la sesión de composición y hay cinco personas. Pero si todos hacen un buen trabajo, aparecerán los cinco en los créditos. Y si no, a la próxima habrá cuatro personas en la sesión", explica.

Y es que aunque muchos desconozcan su relación, este incremento del número de compositores por hit evoluciona de la mano del uso del streaming. Esto se debe a la continua sed de los usuarios por escuchar nuevos contenidos, dando lugar, también, a una saturación de material y a una mayor competencia. "Necesitas sacar canciones, literalmente una al mes por streaming", señala Scott. "Es un negocio y la gente quiere un buen producto. Esa es la razón por la que lo hacemos, y por la que encontrarás seis, siete o incluso 12 personas en una canción".

/ La cantante británica Jess Glynne junto al grupo Rudimental y al dj Tom Green (segundo por la izquierda). / Leon Neal/Getty Images

Nombres en los que también encontramos el de algunos de los artistas más reconocidos de la industria. Sin ir más lejos, hace poco conocimos la noticia de que Ed Sheeran escribió una canción para el nuevo disco de BTS, y la confusión no fue precisamente la sensación que se compartió en las redes sociales, pues ya se considera una práctica común.

Otro claro ejemplo de estos nombres relevantes son los que aparecen en los créditos de La Mordidita de Ricky Martin. Muchos reconocen a Don Omar, a Pedro Capó, a Yotuel y al propio Ricky, pero lo que quizás muchos no se esperaban es que también la mismísima Beatriz Luengo estaría entre sus compositores.

No obstante, tal y como explica BBC, no todos los artistas nacen con ese don de componer canciones. Este es el caso de Dua Lipa, quien nunca se atrevió a escribir un tema hasta que comenzó a aprender de los compositores que se sentaron con ella en un estudio. "Ahora me siento capaz de tomar las riendas", declaró convencida. Y así lo ha demostrado en su nuevo álbum Future Nostalgia.

"No todos los artistas nacen con el don de componer canciones"

Ahora trasladémonos a una de estas sesiones en las que, como media, nos encontramos con otros cinco compositores con deseo de aportar sus ideas. A mí, personalmente, me evade a ese momento espacio-temporal en el que el profesor de alguna asignatura del instituto pronunciaba las palabras de: pensad la siguiente actividad con vuestro grupo y en 5 minutos lo compartiremos entre todos. Un auténtico caos. En una industria en la que la competencia dicta la dinámica de un espacio de trabajo, no es de extrañar que esto también ocurra.

Y es que contar con diversos escritores para tu próximo tema es una idea que muchos artistas no conciben. Este es el caso de Olly de Years & Years, quien confiesa: "No quiero cantar una canción que otra persona haya escrito. Tengo que ser yo la persona que escribe la letra y la melodía". Como él también nos encontramos a cantautoras como Julia Michaels, que de por sí se ha convertido en la cabeza pensante de muchos éxitos propios y ajenos, entre ellos Issues.

Esta cuestión se ha convertido en objeto de debate para muchos profesionales de este entorno. "Una película no se disfruta más necesariamente porque esté basada en una historia real. Del mismo modo, una canción no es mejor o más convincente porque la escriba el cantante", explica el músico y periodista Bob Stanley.

"Cinco compositores son muchos. Parece como si hicieran algo manufacturado", opina Natasha Khan, más conocida como Bat For Lashes. "Pero si una buena canción pop sale de esa manera, ¿por qué no?".

Canalizando las ideas de ambos razonamientos, ¿sirve la frase "los tiempos han cambiado" como argumento para defender esta nueva idea de componer canciones? ¿Debemos obedecer las pautas que nos marca el nuevo consumo del streaming o, por el contrario, seguir nuestras propias normas?


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?